PEQUE袮S DELICIAS DEL NEOLIBERALISMO

Columna de opini髇 de V韈tor Hugo Morales, periodista

La ex embajadora Cecilia Nahon, que sigue viviendo en los Estados Unidos por razones familiares, cont desde all durante La Ma馻na en la AM750, que la clase media baj de ser el 61% en los a駉s '70, a ser solamente la mitad en los actuales d韆s del siglo XXI. Al menos un 11% de clase media, se les qued por el camino del neoliberalismo lanzado a la palestra particularmente por el presidente Ronald Reagan.
La diplom醫ica cont en la misma charla radial con este periodista, adem醩, un dato que resulta emblem醫ico: que los ricos ten韆n 28 veces m醩 que los pobres en aquella 閜oca y que ahora, algo menos que cinco d閏adas despu閟, poseen 70 veces m醩. Unas cifras que causan escalofr韔s.
En la Argentina el gobierno ha vetado una ley que solamente por seis meses pretend韆 prohibir los despidos de los que ya tienen trabajo e indemnizar con doble despido a los que fuesen tomados en una fecha posterior a la promulgaci髇 definitiva de la ley.
En Estados Unidos echan a la gente sin demostrar motivos y sin la obligaci髇 de abonar ning鷑 tipo de indemnizaci髇.
En la Argentina, adorar韆n los empresarios poder proceder de la misma manera. Y cada vez la distancia que los separa de ese objetivo es m醩 peque馻.
Entonces, el maldito costo de los obreros no ser韆 el problema atroz que ellos consideran enfrentar. Y en ese plano, no es s髄o el desaf韔 del presidente Mauricio Macri, sino es su vocaci髇, que la clase que representa, aumentar constantemente su poder econ髆ico.
As s髄o ellos estudian. As s髄o ellos gobiernan.
As construyen el mundo injusto, feroz, desalmado, al que han dado lugar.
El jueves por la ma馻na, pocas horas despu閟 de que senadores y diputados elegidos por el pueblo votaran la ley antidespidos, un sonriente Mauricio Macri anuncio el veto, en un acto realizado en Cresta Roja.
Afuera de las instalaciones de la empresa av韈ola, m醩 de 2000 trabajadores que quedaron al margen de los reincorporados, ten韆n algo para decir a trav閟 de quienes les representaban fuertemente custodiados por la gendarmer韆.
Ricos, gendarmes, y all los pobres: un dise駉 pr醕tico, sencillo y apenas molesto para quienes dise馻n esta afrenta a los valores humanos.