En cuestión de días, la importación de llantas de acero copó el 100% del mercado local

La semana pasada Macri defendió a las autopartes nacionales en una empresa que en los primeros dos meses dejó de comprar en el país y redireccionó sus pedidos a Francia.

Las importaciones siguen haciendo estragos en la industria de las autopartes, a la que las fábricas de vehículos locales parecen haberle dado la espalda en forma contundente. Por caso, el Observatorio de Importaciones de la provincia de Santa Fe informó que entre el 1 de enero y el 15 de marzo ingresaron al país 117.376 llantas de acero de entre 14 y 18 pulgadas, una cantidad que cubrió la totalidad del mercado nacional tras el cierre de Mefro Wheels, la única fábrica local de ese producto.

El dato, un adelanto de la estadística general de importaciones del observatorio a la que accedió Tiempo, se conoce pocos días después de que el presidente, Mauricio Macri, anunció el plan automotriz un millón que además de propulsar esa industria tiene el objetivo de aumentar al 40% en cinco años la participación de autopartes locales en los autos que se fabrican en el país. Además, la semana pasada, el mandatario participó del relanzamiento de PSA en la localidad bonaerense de El Palomar, donde ratificó el Plan 1 Millón con el objetivo autopartista incluido.

Sin embargo, los datos que vienen desde Santa Fe consignan que PSA es una de las empresas que dejó de comprar llantas de acero en Mefro para traer la producción desde Francia, donde esa firma tiene su casa central. Desfavorecida por la política de comercio exterior del gobierno de la alianza Cambiemos, Mefro cerró sus puertas en febrero de este año y lanzó 170 trabajadores desocupados a las calles de Rosario, Santa Fe. Rápidamente el mercado de llantas de acero de entre 14 y 18 pulgadas quedó servido en bandeja y la competencia extra fronteriza se sirvió a gusto. Entre el 1 de enero y el 15 de marzo, la importación global de llantas, agregando a la cuenta general las de aluminio, subió un 34%. En el caso de las de aluminio, la importación alcanzó las 370.467 unidades luego de que en el mismo tramo de 2016 llegó al límite de las 362.739. La empresa que más llantas importó en ese tramo fue Volkswagen, con 98.708 unidades entre acero y aluminio procedentes de Alemania, Brasil, México, Polonia, Sudáfrica y España adquiridas a las firmas Borbet, Manl Latin, Volkswagen y Steel. General Motors importó otras 94.917 llantas desde Brasil, China y Corea de marca GM, Fumagalli y SM. A su vez, Ford Argentina compró79.370 a China, Sudáfrica, México, Brasil y Alemania, todas de marca Ford. Peugeot Citroen Argentina, la terminal que visitó Macri, importó 50.046 llantas desde China, Francia, Brasil, Alemania y España de marca Borbet, Citic, Mefro Wheels Francia; Maxion y PSA. En tanto Renaul importó 44.182 unidades desde Brasil, Francia, Corea y Turquía en las marcas Renault y Maxion Wheels y Fiat trajo 44.601 llantas desde Brasil, Italia y Turquía, todas de marca Fiat. Finalmente, Mercedes Benz compró afuera 22.811 unidades en Alemania, Brasil, Polonia y España a las empresas Borlem, MB y PVMB.

La cuenta de las principales importadoras da un total de 434.635 unidades. Las cerca de 53 mil unidades restantes corresponden a compras de pequeños y medianos importadores.

En octubre Mefro Wheels Argentina reconoció por primera vez el impacto del proceso de desnacionalización y expuso sus problemas para afrontar la competencia en condiciones desiguales. “Es la única fábrica de llantas de acero en el país, la otra, que fabrica unidades de aluminio, está en San Luis. Hasta 2015 no había entrado ni una llanta de acero, este año ya entró una cantidad cercana a las 200 mil”, lamentó una fuente que conoció de cerca la actividad de la planta rosarina. Fuentes de mercado señalaron que Volkswagen, Ford y Toyota no descartan la posibilidad de retomar las compras a la planta de Rosario pero la firma de capitales franceses por ahora se niega a retomar las operaciones en este contexto.

Mientras crece la incertidumbre, el ministro de la Producción santafesino, Luis Contigiani, aseguró a un programa radiofónico que “el gobernador (Miguel Lifschitz) se comunico desde Inglaterra (donde participa de una gira comercial) y me dijo que hay varios interesados para comprar Mefro Wheels”, aunque no difundió la identidad de ninguno. Un empresario que analiza la posibilidad de producir en el lugar recorrió hoy las instalaciones de la firma acompañado por el secretario General de la UOM Rosario, Antonio Donello. Este dirigente aseguró hoy que de no prosperar la iniciativa privada “existe voluntad política de expropiar para cuidar el empleo argentino”. “El oferente que estuvo hoy estuvo es argentino, son capitales nacionales con apoyo de una empresa italiana llamada Magnetto. Está muy interesado en la planta, aunque también nos enteramos de otra empresa chilena, que también dice que las negociaciones están muy avanzadas y también vendría mañana a visitar”, señaló el sindicalista a una radio local.

Donello agregó que “queremos que la situación no se siga alargando, porque si se alarga vamos a perder los interesados y ahí sí que va a estar difícil la salida. No queremos equivocarnos, pero lo que vemos es que la empresa alemana dilata mucho las negociaciones: con los argentinos ya estaban muy adelantadas las negociaciones y ahora salen con esto de la empresa chilena. Esto nos llama la atención: esperemos que sea porque la oferta chilena es mejor y no por una intención de frustrar el proceso”, agregó. “Si Mefro Wheels sigue dilatando las negociaciones, vamos a pedir la expropiación” indicó el gremialista, quien sostuvo que “esto lo transmitimos al gobernador y hay decisión política para hacerlo". "Hay que cuidar los puestos de trabajo argentinos”, concluyó.