緽icicleta financiera para frenar la inflaci髇? Por Carlos Heller

Columna de opini髇

Si bien su resultado ya era esperado, los datos oficiales de inflaci髇 causaron gran impacto en la semana. El 韓dice de precios al consumidor del Indec arroj un 2,4% para marzo, y un valor para el primer trimestre del 6,3%. La principal preocupaci髇 es que los alimentos y bebidas crecieron un 3% en marzo, con un fuerte impacto sobre las clases de menores ingresos. No obstante, el 韓dice de la CABA para el mismo mes registr una suba del 2,9%, mientras que los precios de C髍doba se incrementaron un 3,4% y los de Mendoza un 3,6 por ciento.

Llamativamente, la inflaci髇 del Indec cubre el 醨ea de la CABA y del Gran Buenos Aires. Ante metodolog韆s que no deber韆n ser muy diferentes, y dado que la inflaci髇 de la CABA fue mayor a la del Indec, deber韆 deducirse que hubo deflaci髇 en el Gran Buenos Aires, algo que no parece que refleje la realidad. Sin duda, hay mucho por mejorar en las estad韘ticas del actual Indec. La principal alarma es que los aumentos de la inflaci髇 n鷆leo (que excluye los productos estacionales y los bienes y servicios regulados) de las ciudades citadas son muy cercanos a los 韓dices generales, lo que indica que los precios no responden solo a las subas de tarifas, sino que se han extendido a una gran variedad de bienes y servicios. En t閞minos de inflaci髇 mensual anualizada, los datos de los 韓dices generales de marzo oscilan entre el 33% del Indec y el 53% de Mendoza, lej韘imo de la meta del BCRA del 17% m醲imo.

Suelo sostener que la inflaci髇 es un fen髆eno impulsado en gran medida por la puja distributiva. Bajo este concepto, el gobierno intenta avanzar en esta puja imponiendo techos a los salarios. Pero en estos meses los precios est醤 incididos por las tarifas de los servicios p鷅licos y de los bienes regulados (nafta, sistemas de salud o educaci髇 privada), y por el impacto que tienen estas en los costos de la mayor韆 de los bienes y servicios. Debe destacarse que tambi閚 est醤 incididos por la ampliaci髇 de los m醨genes de ganancias de las empresas, en especial en los mercados concentrados. En este contexto, una baja de la inflaci髇 solo se lograr韆 con una muy fuerte recesi髇. Una perspectiva poco alentadora.

Para el BCRA y los postulados neoliberales que sustenta este gobierno, la inflaci髇 es un fen髆eno monetario. De all que hace 15 d韆s el Banco Central elev el inter閟 de las Lebac en el mercado mediante sus abundantes compras, anticipando de esa forma el incremento de las tasas de pol韙ica monetaria que se realiz el martes pasado. La tasa de referencia subi 1,5 puntos, del 24,75% al 26,25 por ciento.

Con esta pol韙ica el BCRA logra dos objetivos: retirar dinero del mercado 杕ediante la colocaci髇 de Lebac y dar un mensaje contundente para incidir sobre las expectativas, subiendo la tasa.

Esta medida impacta sobre la econom韆 por varias v韆s. Por un lado, aumenta la tasa de referencia y, por lo tanto, se ver醤 incrementadas las tasas de inter閟 para los pr閟tamos, dificultando a鷑 m醩 la producci髇. La menor cantidad de dinero circulante tambi閚 impactar en la actividad econ髆ica.

El stock de Lebac se duplic desde el inicio del gobierno de Macri, llegando en la actualidad a los $ 611 mil millones. Pero pocos saben que ese incremento se debe casi exclusivamente a los inversores privados no bancarios: en n鷐eros redondos, los bancos pr醕ticamente no aumentaron sus tenencias de Lebac. En este contexto, la suba de tasas tiene efectos sobre el tipo de cambio. La mayor tasa hace m醩 atractivas las Lebac para los inversores externos que liquidan d髄ares para pasarse a pesos y comprarlas. Obtienen rendimientos en d髄ares extraordinarios. Esa mayor liquidaci髇 de d髄ares para comprar Lebac incide en el tipo de cambio, reduciendo el valor del d髄ar y apreciando nuestra moneda. Es una nueva versi髇 de la "bicicleta financiera". Los capitales externos especulativos, agradecidos.

Hay trascendidos acerca de que una parte del arco oficialista no est de acuerdo con esta suba de la tasa de pol韙ica monetaria, ya que podr韆 ralentizar o frenar el supuesto "despegue" de la econom韆 que el gobierno trata de promocionar. En este aspecto, la aceleraci髇 de la obra p鷅lica ya ha marcado algunos crecimientos puntuales en la actividad de la construcci髇 y en el acero, aunque esta pol韙ica tiene escasos efectos multiplicadores en el resto de la actividad.

El gobierno de Mauricio Macri ya ha demostrado que el corto plazo le interesa, pensando en llegar con la mejor situaci髇 a las elecciones de medio t閞mino. Lo ha confirmado con la postergaci髇 del mayor peso de los aumentos tarifarios para noviembre de este a駉 y abril del siguiente. El llamado gradualismo encubre una c韓ica postura electoralista: la profundizaci髇 del ajuste se deja para despu閟 de los comicios.

Este aumento de tasas de referencia impactar negativamente sobre la producci髇, a la vez que fomenta la especulaci髇 financiera, sin necesariamente tener un efecto importante sobre la reducci髇 de la inflaci髇. Una posibilidad perturbadora.

Apoyos y alertas de amigos externos

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, expres en la semana: "En las econom韆s avanzadas, las perspectivas han mejorado gracias al fortalecimiento de la actividad manufacturera". Un dato al que podr韆 prestar atenci髇 Macri, quien fomenta la primarizaci髇 de la econom韆 argentina.

No obstante, Lagarde observa "claros riesgos a la baja: la incertidumbre pol韙ica, a la que no escapa Europa; la amenaza del proteccionismo que se cierne sobre el comercio mundial; y la desmejora de las condiciones financieras mundiales que podr韆 desencadenar salidas de capital perturbadoras desde las econom韆s emergentes y en desarrollo". Otra menci髇 que deber韆 tomar en cuenta Macri ya que nuestra econom韆 est recibiendo grandes flujos de capitales especulativos y una reversi髇 de esa tendencia afectar韆 gravemente las reservas.

Para la titular del FMI, "detr醩 de estos problemas a corto plazo se esconde una d閎il tendencia de productividad que sigue siendo un poderoso freno al crecimiento vigoroso e inclusivo, en gran medida debido al envejecimiento de la poblaci髇". Esta referencia a los problemas causados por el envejecimiento de la poblaci髇 (dato que deber韆 ser evaluado positivamente) es una continua reiteraci髇 de Lagarde. Las propuestas en este aspecto se resumen en aumentar la productividad y la educaci髇 en la edad avanzada. Conociendo al FMI, el objetivo impl韈ito de esta propuesta ser韆 prolongar al m醲imo la edad para jubilarse y adem醩 convertir en emprendedores a los jubilados, para compensar las bajas pensiones que obtendr醤 por los ajustes propuestos por el Fondo.

En forma coincidente, Marisol Argueta, la directora para Am閞ica Latina del Foro Econ髆ico Mundial, reflexiona sobre qu es lo que puede aportar Am閞ica Latina al comercio mundial: "Tenemos vastos recursos naturales y es importante que podamos ir cambiando nuestra oferta exportable de materias primas. Debemos empezar a trabajar en la forma de industrializarlas para ir subiendo en la cadena de valores". Es la tesis de Macri, de convertir a Argentina en el "supermercado del mundo".

Argueta tambi閚 promueve la flexibilizaci髇 laboral. Bajo el concepto de la "transformaci髇 del empleo" en el marco de la "cuarta revoluci髇 industrial", expresa descarnadamente: "Los empleados tienen que ir ajust醤dose de acuerdo a la demanda".

Las recomendaciones provienen de personas e instituciones de referencia para las pol韙icas del gobierno nacional. Pueden considerarse entonces como un anticipo del duro futuro que nos espera en Argentina si se consolida este modelo.