Los super remarcaron 2,3% sólo en una semana

En apenas siete días subieron un 0,6%. El gobierno ratificó su pronóstico inflacionario.

Los precios de los supermercados siguen en alza. Un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) informó que en la segunda semana de abril aumentaron un 0,6% respecto a la semana anterior y un 2,3% en la comparación con la misma semana de marzo.

El IPS (Índice de Precios de Supermercados) que elabora esa entidad apuntó que los mayores incrementos mensuales se registraron en Climatización, con una suba del 8,84%; Cuidados del Cabello, con un aumento del 5,88%; Azucar y Edulcorantes, que subieron el 5,65%; y Detergentes, que apreciaron un incremento del 5,02%.

En contraste, en los rubros Piletas y Teléfonos Celulares los precios cayeron un 9,62% y un 3,64% respectivamente.

Pese a la expectativa gubernamental de redondear una inflación total del 17% en 2017, el nivel de los incrementos sigue en abril la senda de los números de marzo. El Indice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Indec arrojó en el tercer mes del año una inflación del 2,4% que llevó a romper el techo del 6% en el acumulado del primer trimestre.

El dato plantea un desafío al propio gobierno, que para llegar a su objetivo anual se enfrenta a la necesidad de bajar a un ritmo de un 1% mensual. Frente a la novedad, el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, ratificó que el cumplimiento de la meta oficial "es factible".

Marzo es historia pero abril ya dio mucha tela para cortar. El estudio del CESO informó que en la segunda semana los alimentos aumentaron 1,6% respecto a la semana previa y un 2,6% comparados con la misma semana de marzo. A la par, el rubro Bebidas aumentó 0,3% y 2,9% respectivamente; Electrodomésticos 0,7% y 2,5%; y Perfumería presentó alzas de 0,8 en una semana y del 3,8 en un mes, entre otros rubros.

En coincidencia con la difusión de ese informe, Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de ASU (Asociación de Supermercados Unidos) adelantó que la caída del consumo fue del 5,5% en marzo aunque con un repunte en relación a febrero.
En diálogo con programa radiofónico Moneda Corriente el representante de las grandes cadenas vaticinó que las empresas verán un repunte del consumo a partir del cuarto mes del año.

El optimismo del empresario choca contra la frialdad de los números. Pese a que los datos del cuarto mes están liderados por una suba de los precios de los alimentos, Vasco Martínez aseguró que los supermercados aprecian "una desaceleración de los precios" en abril: "notamos una desaceleración en los precios, por ejemplo en la carne", ejemplificó el ejecutivo. Según el informe del CESO los productos de carnicería subieron 2,96% en la segunda semana del mes comparada con la segunda semana de marzo.

Otra estimación corrió por cuenta del FMI, que lanzó un pronóstico inflacionario del 25,6%, el quinto más alto del mundo.

Así y todo, el referente supermercadista subrayó el indicador de la venta de electrodomésticos. En ese rubro: "hubo una caída fuerte en las ventas pero lentamente está levantando", señaló el titular de ASU antes de cerrar con una apuesta a las paritarias.

Canasta básica

En colisión con el optimismo de las empresas apareció también el dato de la canasta alimentaria. La consultora FIEL informó la semana pasada que el costo llegó en marzo a los $1.771 en el caso de la canasta básica alimentaria, que determina la línea de indigencia, y a los 4.113 pesos en el caso de la canasta básica total, que marca el límite de la pobreza.

Según el informe privado, una familia tipo necesitó en el tercer mes de $5.473 pesos para no caer en la indigencia y de 12.709 pesos para no ser considerada pobre. En relación a marzo de 2016, la línea de la canasta básica total subió 2.892 pesos.

La caída del consumo fue del 5,5% en marzo aunque con un repunte en relación a febrero.