La diputada Elisa Carrió, lanzada a apoyar al polémico fiscal de la causa de las fotocopias de los cuadernos, Carlos Stornelli, tras la denuncia por extorsión que este recibió por parte del empresario agropecuario Pedro Etchebest, no cesa de recibir escuchas y transcripciones de espionaje.

Así como hace una semana la legisladora anunció que recibió en su despacho un sobre anónimo en el que aparecían transcripciones de escuchas irregulares a ex funcionarios kirchneristas presos en la cárcel de Ezeiza, ahora Carrió habría adelantado que volvió a recibir “material”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Me llegaron escuchas que prueban que las escuchas ilegales a presos K que me llegaron hace una semana me las mandaron agentes de inteligencia K”, habría confirmado la chaqueña a través de un tuit.

Según Carrió, que se presentó ante el juez federal Joaquín Morales Solá, “los presos K también están detrás del 2,9% de inflación de enero”. “Si la pobreza sube, hay que mirar hacia el penal de Ezeiza”, analizó Lilita.