Miles de usuarios de redes sociales se sumaron al Mein Kampf Challenge y se dedican a comentar y debatir la obra de Adolf Hitler. La popularidad que alcanzó el desafío en las últimas semanas preocupó a los representantes del Centro Simón Wiesenthal, que llamaron a ponerle límites a lo que denominaron “meinkampfmanía”.

El Mein Kampf Challenge, el desafío de leer un capítulo de Mi lucha cada día, se transformó en uno de los fenómenos más popu- lares de 2019, y ya son millones los usuarios de redes sociales que pasan horas leyendo, comentando y debatiendo la obra de Adolf Hitler. “Es hora de ponerle un límite a la meinkampfmanía”, dijo el director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal, Shimon Samuels, al referirse a la gran repercusión que alcanzó en las últi- mas horas el clásico nacionalsocia- lista gracias a la enorme cantidad de personas que desean sumarse a la nueva tendencia. “Nos llegaron imágenes de adolescentes que se reúnen en plazas para leer el libro en grupo y sabemos que algunos se divierten imitando a Hitler y vistiéndose como él. ¡Hasta se están dejando su bigote característico!”, afirmó alarmado antes de exigir que el Gobierno argentino tome las medidas necesarias para impedir que esto siga ocurriendo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El líder de Bandera Vecinal, Ale- jandro Biondini, le restó dramatis- mo al Mein Kampf Challenge y dijo que es muy positivo que miles de argentinos pasen su tiempo leyendo “una obra imprescindible con ideas que no pierden vigencia a pesar del paso del tiempo”. El político nacio- nalista coincidió con el dirigente del Proyecto Segunda República, Adrián Salbuchi, quien se mostró esperanzado con los resultados que puede llegar a generar la lectura ma- siva de Mi lucha, aunque remarcó la necesidad de que la tendencia se convierta en un movimiento orga- nizado. “Un pueblo, una nación, un líder: si logramos todo eso a partir del Mein Kampf Challenge podre- mos decir que habremos encontrado la manera más efectiva de superar la crisis que afronta la Argentina. Si la tendencia se afianza y se ex- pande über alles, llegaremos a la solución final para todos nuestros problemas”, explicó.