Kristj醤, el island閟

En una isla en la que hay m醩 ovejas que personas y que queda cerca del Polo Norte, hay un hincha fan醫ico de Rosario Central, que cuenta su historia.

"A m me gusta el Pinola, Javier Pinola. Es un genio. Es como uno de los centrales nuestros, K醨i 羠nason y Ragnar Sigur餾son", dice Kristj醤 Eymundsson, que tiene 21 a駉s y juega de lateral derecho en el V鎛gja J鷓韙ers de la tercera divisi髇 de Islandia. Existe: no sali de un cuento de Roberto Fontanarrosa. Le gusta Pinola y est al tanto de Rosario Central porque gracias a un intercambio cultural vivi durante 2012 en la ciudad santafesina. Lo eligi porque el Fj鰈nir, club del que es hincha en la isla cercana al Polo Norte, lleva el amarillo y el azul en la camiseta, igual al Canalla. "Los jugadores de Islandia necesitan poner mucha fuerza, como todos, pero ellos necesitan mucha m醩 para llegar al exterior. Muchas veces son capitanes en esos clubes. Puede ser por la mente, el pensamiento, el trabajo. Eso puede ser algo island閟. Tenemos muy buena defensa. Jugamos a defender el gol". Islandia, que participa por primera vez de la Eurocopa, y elimin a Inglaterra en un acto po閠ico, jugar hoy por los cuartos de final ante el local Francia. Kristj醤, el island閟 m醩 argentino de todos los descendientes de los vikingos, estar en la tribuna.

Islandia es literatura de no ficci髇 porque hay m醩 ovejas (600 mil) que habitantes (332.559); m醩 volcanes (123) que futbolistas profesionales (120); porque el arquero 朒annes 摅r Halld髍sson es director de cine y uno de los entrenadores es dentista 朒eimir Hallgr韒sson; porque el deporte nacional es la glima, una especie de lucha; porque casi el 10% del pa韘 se desplaz a Francia para vivir la Euro. "La verdad que van mil personas a ver los partidos a la Primera 杔e cuenta a Tiempo Eymundsson, que trabaja en una concesionaria de autos en la capital Reykjavik. Los islandeses hinchamos por clubes de Inglaterra. Somos locos por su f鷗bol. Fue una felicidad ganarles. Por ejemplo, soy hincha del Manchester United. He ido dos veces a Old Trafford y no me gust tanto la atm髎fera. Pero cuando fui al estadio de Central, al Gigante de Arroyito, c髆o gritan, c髆o cantan, c髆o putean, todo me gusta mucho. amos los guerreros!".