El nuevo Brasil es de Temer

Columna de opini髇 por Ricardo Romero

El t韙ulo denota indignaci髇 ante la embestida pol韙ica de una derecha inescrupulosa en Brasil, que con ropaje republicano avasalla la democracia e impone un gobierno antipopular y conservador. Instituir presidentes por fuera de la voluntad ciudadana es una pr醕tica frecuente del PMDB-Partido del Movimiento Democr醫ico Brasile駉. Lo hizo con Jos Sarney en 1985; Itamar Franco en 1992; y ahora repite su proceder con la instituci髇 de Michel Temer, quien se ofende cuando le recriminan su golpismo, alegando institucionalidad constitucional. Cabe recordar que Goulart tambi閚 fue destituido por el Parlamento, lugar que sigue colonizado por coroneles parroquiales que est醤 lejos de representar al pueblo.

Y el nuevo Brasil es de temer porque no viene a desterrar la corrupci髇 杝on parte de ella sino a indultarla para instalar no s髄o un ajuste econ髆ico sino una reaccionaria reforma conservadora, que comenz con la exclusi髇 de mujeres del gabinete y la desarticulaci髇 de las Secretar韆s Especiales (Mujer, Igualdad Racial y Derechos Humanos), y ahora van las conquistas sociales 朿omo el sistema jubilatorio como parte de los recortes presupuestarios, y por los derechos laborales, para dar salarios bajos a empresarios, sum醤doles la entrega de empresas a privatizar, donde la m醩 cotizada es Petrobras.

Y para no ser tildados de desalmados, Temer dar un programa de asistencia social a su treinta馿ra esposa Marcela, para brindar atenci髇 a los 15 millones de ni駉s del Bolsa Familia, que comenzar con un plan piloto en Boa Vista, Arapiraca y Pelotas con unos suculentos 300 millones de reales.

Con estas medidas, Michel Temer buscar respaldo ante las potencias del escenario internacional con su participaci髇 en el G20, en China, para tratar de sobrellevar las acusaciones de 揼olpe de Estado de pa韘es vecinos de Am閞ica Latina, sobre todo gobiernos de izquierda como Ecuador, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, o del prudente silencio de otros, as como el planteo de ilegitimidad realizado por Uruguay.

Por delante,adem醩 de enfrentar las movilizaciones en su contra, deber afrontar un test electoral en las municipales del 2 de octubre, que ser醤 el term髆etro de legitimidad del gobierno, donde el PMDB intentar mostrar su peso territorial y afilar sus u馻s parroquiales a fin de consolidar su peso pol韙ico, acompa馻do por el respaldo del poder f醕tico de los grupos econ髆icos concentrados, los medios y la red evang閘ica.

Aunque todo ser un vaso de agua en el desierto si no logra sortear la crisis econ髆ica, que a la contracci髇 del 3,8% del a駉 pasado, se le suma la ca韉a del 3,2% de este, junto con una inflaci髇 que super el 10%, y acompa馻do de un desempleo que suma 11 millones de brasile駉s con una tasa en aumento.

Para colmo de males, una econom韆 que hace a駉s recibe una suerte de "lexotanil neocl醩ico" seguir su rumbo ortodoxo bajo presi髇 del PSDB (Partido de la Social Democracia Brasile馻), principal aliado que se postula como garante del ajuste del temido gobierno de Temer.

Para colmo de males, una econom韆 que hace a駉s recibe una suerte de "lexotanil neocl醩ico" seguir su rumbo ortodoxo bajo presi髇 del PSDB