Falleció el padre de Martín Insaurralde y se postergó el cónclave peronista

Intendentes y dirigentes del peronismo bonaerense y nacional se solidarizaron con el jefe comunal de Lomas de Zamora y decidieron suspender la reunión de este lunes. El martes, encuentro clave de Cristina con alcaldes en el Instituto Patria.

Este lunes a la madrugada falleció el padre del jefe comunal de Lomas de Zamora Martín Insaurralde, uno de los líderes del llamado grupo Esmeralda. Rodolfo Insaurralde tenía más de 80 años, padecía problemas de salud desde hacía tiempo y permanecía internado en distintas clínicas privadas y últimamente en su domicilio, según confiaron fuentes del municipio a un matutino porteño.

El deceso, junto a las condolencias y el pésame de dirigentes tanto del oficialismo local como de la oposición, generó la inmediata solidaridad del peronismo bonaerense y nacional con el intendente Martín Insaurralde, y se decidió suspender la reunión prevista para la tarde de este lunes en la sede nacional partidaria del justicialismo en la calle Matheu.

El suspendido cónclave, convocado por el diputado nacional Máximo Kirchner, otros dirigentes de La Cámpora y el presidente del PJ Bonaerense Fernando Espinoza, buscaba limar asperezas con representantes de los grupos Fénix y Esmeralda que objetaron la presencia de dirigentes del kirchnerismo duro como Amado Boudou y Luis D’ Elía, entre otros, en el acto que se concretó el martes pasado en la sede San Telmo de Caras y Caretas, del Suterh, que finalmente causó que la mayoría de los jefes comunales no acudieran al convite y se frustrara, al menos por ese día, la foto de unidad que constituiría una demostración de fuerza frente al espacio encabezado por el ex ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, quien, además de anunciar su candidatura, ya viralizó spots de campaña llamando a las PASO.

La reunión, en más de un sentido, era preparatoria para el encuentro previsto para este martes entre la ex presidenta Cristina Fernández en el Instituto Patria, en principio con el núcleo de jefes comunales más cercanos y fieles a la ex mandataria, como Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Patricio Mussi (Berazategui), Walter Festa (Moreno), entre otros.

“Todo se pasa para mañana” aseguró a Tiempo una fuente ligada a uno de los jefes comunales que no acudió al encuentro de Caras y Caretas el último martes, dejando la puerta abierta para contactos y encuentros de acercamiento, que incluiría a jefes comunales peronistas tradicionales y dialogistas, así como a “díscolos” Fénix y Esmeralda.

Tanto los intendentes Fénix como los Esmeralda y los del interior bonaerense que decidieron no acudir al acto de unidad en Venezuela al 300, reconocen el liderazgo de la ex presidenta, pero solicitan un contacto sin intermediarios y mayores definiciones con vistas a la campaña y a las candidaturas. Sin la presencia de Cristina en la conducción directa, estos intendentes pusieron en juego su capacidad de objetar a figuras del kirchnerismo que consideran desgastadas.

Este martes en el Instituto Patria, Cristina brindará lineamientos clave que reordenarán el convulsionado armado peronista.