Expo Empleo Joven: Los juegos del hambre

Columna de opini髇 de Adri醤 Murano.

Uno de cada tres argentinos es pobre. Pero m醩 de la mitad de los pobres tiene trabajo. La cruza de los datos de pobreza y empleo -que el Indec y el ministerio de Trabajo presentan por separado-, permite apreciar que la end閙ica crisis social de la Argentina adquiri rasgos novedosos en la era PRO: el trabajo todav韆 dignifica, pero no alcanza a llenar la olla.

Seg鷑 los datos oficiales, s髄o en el 醡bito del empleo formal 杣n tercio de los trabajadores, la mitad de los asalariados est醤 por debajo de la l韓ea de la pobreza. El problema se agudiza en el sector informal, que involucra a otro tercio de la poblaci髇 econ髆icamente activa. A contramano de lo que pregona el Gobierno, esa realidad no se resuelve s髄o con "crear empleo". Esta "nueva" pobreza es hija del salario basura, la precarizaci髇 y la destrucci髇 del poder adquisitivo de los salarios. Esos problemas, por cierto, no arrancaron con el macrismo. Pero hay razones para sospechar que su receta agrav el cuadro. 縊 acaso no fue Carlos Melconian 杄x presidente del Banco Naci髇 y economista de cabecera del presidente quien pidi un "desempleo de dos d韌itos" para reducir salarios y "costo laboral"?

Un informe publicado por la agencia de colocaciones laborales Adecco revela que en Argentina hay m醩 de un mill髇 de j髒enes que ni estudia ni trabaja (Ni-Ni). Y de ese n鷐ero, "hay m醩 de 700.000 que ni siquiera est醤 intentando insertarse en el mercado laboral". El oficialismo patrocin una 揈xpo para que las empresas salgan a pescar mano de obra barata en ese mar de necesidades.

Abierta a la participaci髇 de j髒enes de entre 18 y 29 a駉s, la Direcci髇 General de Pol韙icas de Juventud del gobierno porte駉 lo present como 搖na gran oportunidad para que los m醩 j髒enes consigan su primer empleo o accedan a uno mejor. Pero a contramano del marketing, la realidad que se encontraron los casi 300 mil j髒enes sub 30 que entre martes y mi閞coles acudieron a la cita fue bien distinta. "No vayan a la Expo Empleo Joven a menos que quieran una bolsa amarilla para el super y comerse 3 horas de fila", tuite Sofi Coello.

Advertencias similares se replicaron en Facebook, Instagram y otras redes sociales donde los j髒enes exhibieron, adem醩 de su disgusto, el merchandising amarillo PRO que los organizadores repartieron a discreci髇. Seg鷑 los anuncios oficiales, las empresas llevaron a la 揈xpo unas nueve mil ofertas de empleo. Si el dato es cierto, cerca de 300 mil j髒enes se agolparon en los galpones de la Sociedad Rural para disputarse una oferta treinta veces inferior a la demanda. Los juegos del Hambre, versi髇 PRO.

緼caso esa abismal brecha entre oferta y demanda es la medida de la realidad laboral de la Argentina? Si es as, im醙enes como la de estos d韆s ser醤 cada vez m醩 frecuentes: la desesperaci髇 de los que buscan trabajo es el sue駉 h鷐edo de la precarizaci髇 laboral.