Actitudes que ampl韆n la grieta. Por Carlos Heller

Columna de opini髇.


T閘am

Vamos a trabajar mucho tiempo para que usted nunca m醩 maneje la econom韆", le contest Marcos Pe馻 al diputado Axel Kicillof. Fue en el informe habitual del jefe de Gabinete a la C醡ara de Diputados el pasado mi閞coles. Una respuesta que tiene por objeto ampliar la "grieta". esa que pone a los presumiblemente muy buenos de un lado y a los supuestamente mal韘imos del otro. Una estrategia pensando en las pr髕imas elecciones. Coincide con la gran cantidad de agresiones que se escribieron contra Cristina Fern醤dez luego del reportaje que hizo temblar las mediciones de rating televisivo. Tambi閚 con los numerosos escritos que sostienen el pavor o el espanto de volver a un supuesto "populismo", al cual adscribieron los propios embajadores europeos, como si no tuvieran grandes temores en su propio continente.

Volviendo al discurso de Marcos Pe馻, parec韆 que hablaba de otro pa韘. Todos sus comentarios fueron m醩 que positivos. Solo reconoci un fen髆eno que de tan amplio es imposible tapar: "Somos conscientes de que falta trabajo en muchos sectores y en numerosos lugares del pa韘", dijo al pasar. Algunas de las frases que sostienen este an醠isis: "Hoy podemos afirmar que en 2017 tendremos la inflaci髇 m醩 baja desde el a駉 2009." 緾髆o se har para llegar al 17% que proyectan las autoridades? De s髄o pensarlo da escalofr韔s, por el costo econ髆ico y social que tendr韆.
Pe馻 tambi閚 afirm: "hoy tenemos un Indec confiable y trasparente". Antes que nada, tiene que convencerlo al ministro de Hacienda, quien pidi revisar el 40,5% de pobreza que calcul el Indec para C髍doba.

"En el ejercicio de 2017 tenemos un Presupuesto real, transparente y ordenado", dijo Pe馻. Salvo que los precios aumentaron m醩, y que el PBI crecer cerca del 2%, y no el 3,5% como figura en el Presupuesto.

"La econom韆 est en su cuarto trimestre consecutivo de crecimiento." Si as fuera, en el mejor de los casos, hace dos trimestres que hubiesen anunciado la salida de la recesi髇, y no ahora. Pe馻 tambi閚 expres: "Creemos que este ser el a駉 de m醩 crecimiento desde 2011." Otra frase que instala un relato de ficci髇.

El jefe de Gabinete adem醩 enunci: "El mes de abril pr髕imo pasado fue el que registr la mayor cantidad de puestos de trabajo formal en la historia de la Argentina." Suponiendo que as fuera, no deja de ser injusto con la gente que tiene severos problemas de empleo.

Las 鷏timas cifras no avalan este optimismo. El Estimador Mensual Industrial del Indec arroj para abril una baja interanual del 2,3%, cumpliendo as 15 meses ininterrumpidos de ca韉as. En el acumulado del cuatrimestre (-2,4%) solo crecen tres bloques y bastante poco, y nueve bloques indican bajas, en especial el textil (-19,2 por ciento).

Siguiendo con el tema industrial, se renov la conducci髇 de la UIA, una entidad con frecuentes coincidencias con el gobierno. El titular es Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza (m醩 cerca de los agronegocios que de la producci髇 industrial) y el vicepresidente 1 es Luis Betnaza, de la multinacional Techint. Si bien Acevedo le concede al gobierno que "vemos una recuperaci髇 de la econom韆" a punto seguido la califica de "amarreta". Quiz un adjetivo muy complaciente con los 15 meses de ca韉a industrial. En relaci髇 a la inversi髇 industrial, Acevedo expres: "Hay sectores que invierten y otros que no porque no les dan los n鷐eros." Una de cal, y otra de arena.

En el caso del sector de la construcci髇, este mostr un crecimiento interanual del 10,5% en abril, y un crecimiento acumulado en el cuatrimestre del 3,8 por ciento. Pero esto se debe exclusivamente al reinicio de la obra p鷅lica, enmarcado en el proceso electoral. Los rubros que m醩 crecieron fueron asfalto, hierro redondo, y cemento; mientras que art韈ulos sanitarios, pisos y revestimientos, y ladrillos huecos evidencian importantes ca韉as.
La mitad de las firmas del sector petrolero revel que no prev realizar inversiones productivas en el segundo trimestre en curso. Para las gas韋eras, m醩 del 60% no invertir. Son datos de una encuesta elaborada por el Indec.

Estos datos ponen en duda los efectos del "Plan Gas", que brinda subsidios a las empresas para que inviertan en aumentar la producci髇. No son pocos recursos. El Plan Gas toma gran parte de la reducci髇 de subsidios obtenida por el incremento de tarifas. Y las cifras del Indec indican que no se observan inversiones. En definitiva, un gran negocio para las empresas energ閠icas a costa de los contribuyentes. En esta l韓ea Aranguren acaba de decir que la recuperaci髇 energ閠ica no debe ser impulsada por el gobierno, es decir, m醩 "Estado canchero".

Lebac y sus intereses

Desde diciembre de 2015, las letras del Banco Central, m醩 conocidas como Lebac, se han casi triplicado. Este es un mecanismo por el cual los inversores y los bancos le compran las letras al BCRA, y obtienen un rendimiento, que en todos estos meses ha sido significativo. Las altas tasas derivan de la pol韙ica de "metas de inflaci髇" implementada por el BCRA. Si la inflaci髇 persiste, las tasas de inter閟 se mantienen altas para "combatir los aumentos de precios".

Si a esta pol韙ica de altas tasas se le suma el hecho de que el valor del d髄ar est adormecido por los ingresos de capitales, tenemos un combo de elevadas tasas de rendimiento en d髄ares, lo que se ha dado en llamar "bicicleta financiera". De hecho, pr醕ticamente la totalidad del crecimiento en el stock de Lebac se produjo por fondos de inversi髇, empresas y actores individuales, incluyendo a no residentes. De all que hay un fuerte ingreso de capitales del exterior para invertir en Lebac. Cuando los rendimientos bajen, todo indica que estos inversores convertir醤 sus pesos en d髄ares y buscar醤 otros rumbos.

La contraparte de este mecanismo no es gratis e impacta bajo la forma de elevados intereses que paga el BCRA. El pago neto de intereses, que en 2015 fue de 79.700 millones de pesos, pas en 2016 a 151.100 millones y s髄o al 23 de mayo llega a 141.600 millones. Estos datos inciden en el Patrimonio Neto (PN) de la Entidad, as como tambi閚 lo hacen otras decisiones de las autoridades. Por caso, si se analiza el resultado neto total de 2016 el BCRA gan unos 67.450 millones de pesos (considerando intereses ganados por las reservas y diferencias de cotizaci髇), aunque si ponemos la mirada en el PN de ese a駉 hubo una reducci髇 de 42.700 millones, producto de que la Autoridad Monetaria traslad al Tesoro Nacional unos 110 mil millones de pesos de ganancias del a駉 anterior. De esto surgen dos temas. Por un lado, los actuales funcionarios se cansaron de criticar los env韔s de utilidades del Central al Tesoro en las gestiones anteriores: pero cuando est醤 al mando hacen lo mismo. Segundo, esta gesti髇, por enviar utilidades al Tesoro, descapitaliz significativamente a la entidad, algo que las anteriores gestiones kirchneristas no hicieron. La reducci髇 del PN en estos primeros cinco meses de 2017 puede adjudicarse a los intereses pagados por Lebac.

La colocaci髇 de Lebac es un instrumento de pol韙ica monetaria, y por lo tanto una herramienta v醠ida del BCRA. Pero las altas tasas de inter閟 dif韈ilmente puedan debilitar a la inflaci髇, dado que esta se est produciendo por los incrementos de tarifas y su traslado al resto de los precios de la econom韆, y por la habitual puja distributiva que magnifica las utilidades empresarias. Esta elevada tasa adem醩 se traslada a los intereses de los pr閟tamos, afectando al sector productivo de la econom韆.