Un p鷅lico cautivo para el marketing de las transnacionales; por Enrique Viale

Columna de opini髇.

Los departamentos de marketing de las grandes transnacionales mineras y del agronegocio est醤 de festejo. Tendr醤 v韆 libre para dise馻r los contenidos "pedag骻icos" que nuestros ni駉s, ni馻s y adolescentes aprender醤 en las escuelas de todo el pa韘. Primarios, secundarios y terciarios ser醤 el nuevo "mercado", con aval gubernamental, para difundir las falsedades que ya propagan con sus impresionantes maquinarias publicitarias. Para lo cual cuentan adem醩 con la complacencia de gran parte del periodismo al que dominan con sus pautas.

Pero as y todo, las mineras y los gigantes de los agrot髕icos saben que vienen perdiendo el debate social y cultural detr醩 de los modelos de maldesarrollo que conllevan sus actividades. Siete provincias tienen prohibida la miner韆 metal韋era con sustancias t髕icas como consecuencia de decididos procesos de debates populares. Asimismo, ya son indisimulables las grav韘imas consecuencias sociales, econ髆icas y sanitarias de la conjunci髇 entre sojizaci髇 y fumigaciones masivas.

Por eso, la estrategia es evitar el pensamiento cr韙ico y tener un "p鷅lico" cautivo, sentado en las aulas, que no solo escuchar sino estudiar las pautas propagand韘ticas que dise馿n expertos en marketing al servicio del agronegocio y la megaminer韆. Saben que los chicos son los grandes formadores de opini髇 en las familias: los convertir醤 en las puntas de lanza para intentar acallar y avasallar la creciente resistencia social al desarrollo de este tipo de actividades que generan irreversibles da駉s ambientales, sociales y culturales. Preocupa que cuestiones tan graves y trascendentales queden fuera de la agenda medi醫ica y pol韙ica, que prefiere entretenerse en peleas pirot閏nicas que no llevan a ning鷑 lado. A pesar de ello, no hay que callar, no podemos permitirlo, no lo permitiremos.