D韆 Internacional de Los Pueblos Originarios: sin celebraci髇 y con preocupaci髇

En Argentina la fecha llega con represi髇, presos pol韙icos, y el peligroso vencimiento de una ley clave para la protecci髇 del territorio ind韌ena que debe renovarse en el Congreso.

Todos los 9 de agosto se celebra el D韆 Internacional de los Pueblos Originarios, la fecha se relaciona con el establecimiento de un marco universal de normas b醩icas, dictado por la ONU, que promueven los derechos de estos pueblos en relaci髇 con sus tradiciones y culturas.

La reforma de la Constituci髇 argentina del a駉 1994, en el art韈ulo 75, determina la 損reexistencia 閠nica y cultural de los pueblos ind韌enas locales y agrega que debe garantizarse 搇a posesi髇 y propiedad comunitaria de las tierras que ocupan, y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano.

Por muchas razones, este 9 de agosto, hay m醩 causas para preocuparse que para celebrar, ya que se est retrocediendo en varios frentes. La poca visibilidad de las realidades de los pueblos abor韌enes llega al punto que en Santa Victoria Este, Salta, murieron 26 personas en 23 d韆s que van de enero a febrero de este a駉, 21 de ellas eran ni駉s menores de dos a駉s, entre ellos, 12 beb閟 que nacieron muertos por enfermedades de las madres. Todas esas muertes que no fueron informadas por los medios hegem髇icos ten韆n causas evitables ya que se debieron a falta de atenci髇 b醩ica de salud. Ins髄itamente, desde el gobierno provincial se le ech la culpa a la propia comunidad.

Otra de las causas que hacen de este d韆 una jornada de lucha es la persecuci髇 y encarcelamiento de referentes de comunidades que luchan por su tierra, la 鷏tima gran represi髇 a la comunidad mapuche la Pu Lof Resistencia de Cushamen 杄n un operativo con m醩 de cien gendarmes, de los que se desprendi{o un grupo de unos cuarenta que penetraron en tierras de la comunidad sin orden judicial con el argumento de que les tiraban piedras dej como temible saldo un detenido desaparecido, Santiago Maldonado, que se encontraba en la comunidad para compartir con ellos los festejos de agosto, mes de la Pachamama, y apoyando los reclamos de esa comunidad.

Este a駉, adem醩, se suma el reclamo por la prisi髇 de varios referentes abor韌enes presos, entre los que se destacan el mapuche Facundo Huala Jones en Chubut y el wichi Agust韓 Santill醤, detenido en la c醨cel formose馻 de Las Lomitas. Seg鷑 denuncian las comunidades y organizaciones de Derechos Humanos, todas estas persecuciones est醤 destinadas a intimidar a las poblaciones en el reclamo por sus tierras, en manos de terratenientes o de empresas transnacionales.

Hasta el momento, el gobierno nacional se ha dedicado a lanzar una operaci髇 medi醫ica tras otra con el objetivo de transformar a los abor韌enes en enemigos internos. Detr醩 de esta campa馻, se encuentra la pr髍roga de la ley 26.160 de la que se habla m醩 adelante. La campa馻 medi醫ica encabezada por la ministra Patricia Bullrich y sostenida por varios medios de comunicaci髇 intenta instalar la existencia de 揼rupos terroristas, etiqueta con la que se pretende dar curso a la Ley antiterrorista sancionada en 2007. El D韆 Internacional de los Pueblos Originarios se presenta como una fecha para visibilizar nuevamente la realidad de las comunidades, nuevamente estigmatizadas y atacadas como si se trataran de enemigos internos y no de una poblaci髇 que a鷑 lucha por el reconocimiento de sus derechos constitucionales.

Ley de Emergencia Territorial Ind韌ena 26.160

Otro punto de alta preocupaci髇 es el vencimiento de la pr髍roga de la Ley de Emergencia Territorial Ind韌ena 26.160, sancionada en 2006 con el objetivo de relevar las tierras ocupadas por las comunidades. Esta es una de las principales obligaciones que el Estado argentino contrajo al reconocer los derechos de los pueblos originarios. La norma adem醩 de frenar los desalojos de las tierras, establece la realizaci髇 del relevamiento de la situaci髇 en que se encuentran.

A m醩 de diez a駉s, s髄o se ha relevado cerca del 30 por ciento de los territorios, por eso se torna imprescindible una pr髍roga de dicha ley. Sin embargo, el gobierno del presidente Mauricio Macri la gambetea y a鷑 no ha confirmado la renovaci髇, considerada como un imperativo de Derechos Humanos por Amnist韆 Internacional.

A pesar de que la ley no reconoce ni avanza en la titulaci髇 de tierras, es un paso relevante para que las comunidades ind韌enas identifiquen su territorio y luego puedan aspirar a obtener los t韙ulos de propiedad colectiva correspondientes. Este salto de la cartograf韆 a la titulaci髇 es una de las patas flojas de esta ley.

Diversas organizaciones est醤 juntando firmas para presentar un petitorio, al que se accede por este link, para que dicha prorroga, que puede leerse en este otro link, sea tratada en el Congreso. El escrito busca la asignaci髇 de los recursos necesarios para llevar adelante los relevamientos, la garant韆 la suspensi髇 de los desalojos, la participaci髇 de las comunidades ind韌enas en los relevamientos y el respeto por sus derechos y costumbres.

Entre las organizaciones que participan de este reclamo Amnist韆 Internacional Argentina, CELS, Servicio de Paz y Justicia, Asociaci髇 de Abogados/as de Derecho Ind韌ena, Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA), Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES), Confederaci髇 Mapuche.