"Con vida se lo llevaron, con vida lo queremos"

Unas 80 mil personas marcharon hasta Plaza de Mayo para reclamar por la aparici髇 con vida de Santiago Maldonado.


Edgardo G髆ez

En la calle, bajo un cielo cargado, unas 80 mil personas se movilizaron este viernes a Plaza de Mayo con la foto de Santiago Maldonado como 鷑ica ense馻 com鷑. Un reclamo categ髍ico que encontr eco en el escenario ocupado por Madres de Plaza de Mayo L韓ea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Adolfo P閞ez Esquivel, Ra鷏 Zaffaroni, Horacio Verbitsky y representantes de organismos de Derechos Humanos, que activan fuertemente la causa. Y adem醩, Sergio y su esposa 杊ermano y cu馻da del joven desaparecido que viajaron desde Bariloche para participar del acto.

En el palco, luego de que los organismos hicieran p鷅lico un documento, Sergio ley un escrito de Santiago y al finalizar, profundamente conmovido, se dirigi directamente a 閘: 揝antiago, te quiero ver, estoy orgulloso de vos. Luego le prometi que la iba a 損elear hasta el final y agreg: 揘o me importa un carajo lo que me pase, quiero a Santiago con vida.

Tras el acto, Sergio habl unos minutos con la prensa y dijo: 換uieren que nos pongamos en contra de la comunidad mapuche, pero nunca vamos a hacerlo, porque Santiago estaba ah apoyando sus derechos. Pero lo primero que queremos es que aparezca Santiago. Ese 搎uieren esbozado por Sergio tiene como receptor al Poder Ejecutivo Nacional, apuntado como el principal responsable de la desaparici髇 del joven.

Es por eso que la multitud respondi sistem醫icamente con silbidos y abucheos a cada menci髇 de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y del presidente Mauricio Macri. Las frases m醩 coreadas, y que viajaban de boca en boca fueron 揺l Estado es responsable y 揷on vida lo llevaron, con vida lo queremos. Es que en todo momento se contextualiz la desaparici髇 de Santiago en la represi髇 de Gendarmer韆 al pueblo mapuche y en la responsabilidad de la ministra Bullrich.

Antes del acto, dirigentes pol韙icos y referentes en derechos humanos dialogaron con Tiempo y todos apuntaron al gobierno nacional como principal responsable de la desaparici髇 de Santiago y exigieron su actuaci髇 para garantizar su aparici髇.

Uno de ellos fue el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat, que dijo: 揜esulta una de las tantas paradojas de la vida institucional argentina que los movimiento de derechos humanos que trabajaron e impulsaron desde la d閏ada del 80 para obtener las convenciones Interamericana e Internacional de Prevenci髇 y Sanci髇 del Crimen de Desaparici髇 Forzada, tengamos que ser ahora los que aplicamos estas convenciones por este hecho ocurrido bajo democracia.

Luego Barcesat agreg que 搉o solamente se馻lamos la responsabilidad de los autores materiales en alusi髇 a Gendarmer韆, 搒ino que tambi閚 debemos impulsar el enjuiciamiento y sanci髇 de los que tienen responsabilidad como autores intelectuales y como encubridores. En este 鷏timo punto, Barcesat se refiri a los integrantes del gobierno nacional 損orque las frases que han proferido los responsables de dar una explicaci髇 id髇ea sobre esta desaparici髇 forzada, adem醩 de investir una miserabilidad moral, realmente implica un acto de encubrimiento respecto a las responsabilidades de quienes han ejecutado y dise馻do previamente el modelo represivo que se est llevando adelante.

Por su parte, Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo L韓ea Fundadora, advirti: 揈s lamentable que a cuarenta a駉s de que grit醔amos, 慶on vida los llevaron, con vida los queremos, aparici髇 con vida, castigo a los culpables, hoy, en un gobierno constitucional, tengamos que gritar lo mismo por Santiago Maldonado. Es lamentable y da mucha tristeza, porque esa palabra vaya si la sabremos: desaparecido. La seguimos sufriendo.

M醩 tarde, en relaci髇 a los dichos del secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Naci髇, Claudio Avruj, que hab韆 dicho que Maldonado est extraviado y no desaparecido, Taty agreg: 揈s un desaparecido, pero no lo reconocen. Lamentablemente hasta ahora no hemos encontrado ning鷑 hecho que nos demuestre que se est醤 ocupando y preocupando para saber qu pas con Santiago.

Finalmente, Taty record a Milagro Sala y cerr: 揗e repugna que haya presos pol韙icos y desaparecidos, porque si bien tambi閚 hubo un desaparecido con nuestro querido Julio L髉ez, de ninguna manera el Estado fue responsable en ese momento. Hoy s, el responsable es el Estado argentino.

M醩 tarde, el presidente del CELS, Horacio Verbitsky, afirm: 揕a desaparici髇 forzada se tipifica de acuerdo a los t閞minos de la Convenci髇, por la actitud posterior del Estado. Porque la desaparici髇 forzada significa la detenci髇 y luego la negaci髇 por parte del Estado y la reticencia a investigar el hecho, que es lo que est ocurriendo.

En tanto, la precandidata a legisladora por la Ciudad de Buenos Aires, Myriam Bregman (PTS-FIT), estableci algunas diferencias entre esta desaparici髇 con la de Julio L髉ez: 揅reo que la particularidad que tiene este caso es que es una desaparici髇 posterior a una represi髇 de las fuerzas represivas del Estado. Hubo otros desaparecidos, pero ac hubo una intervenci髇 de Gendarmer韆 y despu閟 de eso Santiago desaparece. Lo que confirma que hay una desaparici髇 forzada es todo el accionar posterior de la Gendarmer韆 misma, encubriendo, borrando pruebas, lavando la camioneta, tratando de seguir en el lugar para intimidar a los testigos que pudieran declarar contra ellos, pero tambi閚 de Patricia Bullrich y del propio presidente de la Naci髇 tratando de buscar justificativos y eludiendo la responsabilidad.

A su lado, el precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por la misma fuerza, Nicol醩 del Ca駉, se馻l: 揗acri dijo que van a ver qu pas despu閟 de diez d韆s. Una verg黣nza, repudiable. Y la 鷑ica forma que tenemos para lograr que se conozca la verdad es seguir moviliz醤donos por la aparici髇 con vida de Santiago y que se castigue a los responsables. Tambi閚 exigimos la libertad del l韉er mapuche Facundo Jones Huala, que est detenido, y el fin de toda la persecuci髇 y la represi髇 a la comunidad mapuche, todo para defender a Beneton y a estos grandes monopolios empresarios y terratenientes. El gobierno no quiere llegar a la verdad y solo quiere poner como victimarios a las v韈timas para no hacerse cargo de la desaparici髇 de Santiago Maldonado.

Finalmente, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo P閞ez Esquivel consider: 揈sto es una emergencia social y pol韙ica. Hay una fuerte represi髇 contra el pueblo mapuche desde hace muchos a駉s, no s髄o con este gobierno. Ahora hay un desaparecido m醩 y no hay respuesta del gobierno hasta el momento que s髄o da evasivas, fuegos de artificios para justificar lo injustificable. Estamos ac porque la Campa馻 al Desierto no termin, ya van diez d韆s de la desaparici髇 y todav韆 no quieren dar explicaciones. Hemos mandado una carta al presidente Macri y espero que nos reciba. Esta es la manifestaci髇 de un pueblo que exige aparici髇 con vida ya.

La carta de Milagro

Durante el acto se ley un mensaje de solidaridad de Milagro Sala desde la c醨cel. 揘unca cre que en nuestro querido pa韘, despu閟 de tantos a駉s de lucha, con la ense馻nza que nos dejaron las Madres, Abuelas e Hijos, tuvi閞amos que marchar otra vez para reclamar por la aparici髇 con vida de una v韈tima de desaparici髇 forzada como la es la de Santiago Maldonado. Aunque est detenida voy a seguir estando a su lado, defendiendo las instituciones y reclamando para que Nunca M醩 volvamos a vivir lo que vivimos en dictadura. Con presos pol韙icos y con desapariciones forzadas, no hay democracia. Exigimos la renuncia de Patricia Bullrich, responsable pol韙ica de esta desaparici髇 y denunciamos a los medios de comunicaci髇 que por omisi髇 o con falsas notas, como en la dictadura, pretenden negar la dura realidad que nos golpea. Toda la solidaridad con la familia de Santiago y un fuerte abrazo.

El documento completo

Nos volvemos a reunir en esta plaza hist髍ica, la plaza del pueblo, para exigir: parici髇 con vida ya de Santiago Maldonado!

Santiago, de 28 a駉s, fue desaparecido por Gendarmer韆 Nacional el 1 de agosto pasado por la ma馻na en un violento operativo en la Comunidad Mapuche 揚u Lof en Resistencia, departamento de Cushamen, provincia de Chubut.

Santiago Maldonado hab韆 llegado un d韆 antes para acompa馻r el reclamo ancestral del pueblo mapuche por sus tierras. Por este reclamo, su referente, Facundo Jones Huala, est irregularmente detenido desde fines de junio de este a駉 y desde hace 11 d韆s se encuentra realizando una huelga de hambre para que el gobierno escuche a su comunidad.

El martes 1 de agosto unos 100 efectivos de la Gendarmer韆 entraron a sangre y fuego a la Comunidad Pu Lof, dispararon balas de plomo y de goma y quemaron las pertenencias de las familias. Seg鷑 relatan los testigos, Santiago Maldonado trat de escapar, pero fue capturado, golpeado y subido a un m髒il de Gendarmer韆 a orillas del R韔 Chubut. Desde entonces, no se supo m醩 de 閘.

Hoy estamos en esta plaza porque este es un acto de desaparici髇 forzada a manos de las Fuerzas de Seguridad. Para el Estado de derecho, esto es de una gravedad institucional intolerable.

La desaparici髇 forzada, seg鷑 la define la Convenci髇 Internacional para la protecci髇 de todas las personas contra las desapariciones forzadas de la Naciones Unidas, se entiende como 揺l arresto, la detenci髇, el secuestro o cualquier otra forma de privaci髇 de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que act鷄n con la autorizaci髇, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privaci髇 de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustray閚dola a la protecci髇 de la ley.

El Estado es el 鷑ico responsable de la desaparici髇 de Santiago. El Presidente Macri, reci閚 se pronunci sobre el tema a horas de la realizaci髇 de esta marcha. La ministra Bullrich no se present ni siquiera a la convocatoria del Congreso Nacional. La ministra de Seguridad es la responsable de Gendarmer韆 y debe dar cuenta de lo sucedido. El Poder Judicial tambi閚.
La desaparici髇 forzada es algo que se construye d韆 a d韆 y se basa en la impunidad. Denunciamos hoy al Gobierno Nacional por este hecho y llamamos la atenci髇 de la Corte Suprema de Justicia de la Naci髇 que tiene en su poder un recurso extraordinario para garantizar la integridad f韘ica de la comunidad mapuche del Cushamen, y que desde mayo de este a駉, cuando el Poder Judicial de Chubut rechaz la medida de protecci髇, lo tiene sin resolver.

Tambi閚 reclamamos garant韆s para todos los testigos y para los representantes de los organismos de derechos humanos que se encuentran en Cushamen acompa馻ndo a la Comunidad y accionando legalmente para dar con el paradero de Santiago porque fue la propia Comunidad fue la que reconstruy c髆o se llevaron a Santiago y todav韆 siguen siendo hostigados por uniformados.

La familia de Santiago y la Comunidad Pu Lof viven momentos de mucha desesperaci髇. Y nosotros debemos acompa馻rlos. Como pueblo, no podemos permitir m醩 retrocesos en materia de derechos humanos.

El 5 de agosto, tras haber presentado la denuncia y el habeas corpus por la desaparici髇 de Santiago Maldonado, la APDH particip como veedor en el rastrillaje que se hizo en la Comunidad Pu Lof. No es cierto que los mapuches impidieron el procedimiento, como la propia ministra Bullrich asever, sino que por razones culturales y miedos fundados en la persecuci髇 que viene sufriendo se negaron a permitir drones sobre su territorio y el rastreo sobre lugares que consideran sagrados.

La escalada represiva contra los movimientos sociales es un mensaje del poder. Pero cruzaron un l韒ite al negar la desaparici髇 de Santiago y demonizar a la Comunidad Pu Lof, identific醤dola como un grupo terrorista.

Resulta alarmante que 41 a駉s despu閟 del 鷏timo golpe c韛ico-militar, que desapareci a 30.000 personas, que se rob a sus hijos, que conden al exilio a cientos de miles de personas, el Gobierno quiera hacer pasar a las v韈timas por terroristas y alimente a la prensa oficialista con mentiras y operaciones medi醫icas.

Pero ac lo 鷑ico cierto es que la Gendarmer韆 Nacional realiz una brutal represi髇 contra la Comunidad sin ninguna orden judicial. Lo cierto es que el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad de la Naci髇, Pablo Noceti junto a la ministra Bullrich fueron responsables del operativo que desapareci a Santiago Maldonado. Lo cierto es que Noceti es un abogado que defendi a genocidas Lo cierto es que desde el 1 de agosto Santiago Maldonado no aparece.

La indignaci髇 que sienten hoy los integrantes de la Comunidad mapuche se junta con la memoria de ese genocidio mal llamado 揅onquista del Desierto, en la que miles y miles de sus ancestros fueron exterminados, esclavizados y despojados de su territorio.

Nos solidarizamos con todas y todos ellos y exigimos a la ministra Bullrich que aparte inmediatamente a la Gendarmer韆 Nacional de toda instancia de investigaci髇 y la retire de la ruta Nacional 40, donde sigue apostada en se馻l de amedrentamiento.

Reivindicamos que la 鷑ica salida posible y pac韋ica a este conflicto hist髍ico es el di醠ogo entre el Pueblo Mapuche y el Estado Nacional, y pedimos que se respeten sus pautas culturales y se reconozcan sus demandas.

Hoy, en estas horas dram醫icas, abrazamos a la familia y los amigos de Santiago Maldonado y exigimos al Poder Judicial que investigue y lo encuentre. Porque ivo se lo llevaron, vivo lo queremos!

Y le reclamamos al Presidente de la Naci髇 Mauricio Macri que cumpla con la Convenci髇 Internacional para la protecci髇 de todas las personas contra las desapariciones forzadas y las medidas que le encomend el Comit contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas.

Asimismo, instamos al pueblo a no dejarse manipular por informaciones falsas y a no caer en la estigmatizaci髇 que se promueve desde el poder. Agitar el fantasma del terrorismo es la antesala para cercenar derechos y garant韆s.

Y ac, en la desaparici髇 de Santiago, el 鷑ico responsable es el Estado.

ibertad a todos los que luchan!

parici髇 con vida ya de Santiago Maldonado!

on vida se lo llevaron, con vida lo queremos!