Un fallo de Casación blinda a Smart para que no lo investiguen dos juzgados

Lo resolvió la misma sala que la semana pasada anuló la condena al empresario Levín. Separaron al juez platense Ernesto Kreplak de la investigación al ex funcionario de la dictadura porque le negó la domiciliaria.

La Sala III de la Casación Penal Federal que la semana pasada anuló la única condena a un empresario por delitos de lesa humanidad, ordenó apartar a un juez de las investigaciones en las que está acusado el abogado y funcionario civil de la dictadura en la provincia de Buenos Aires, Jaime Lamont Smart. Los jueces Juan Carlos Gemignani, Eduardo Riggi y Carlos Alberto Mahiques -puesto por el macrismo- hicieron lugar al pedido de recusación presentado por el ex Ministro de Gobierno bonaerense de facto y ordenaron separar al juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, porque le negó la domiciliaria al acusado. El fallo resolvió un pedido en la causa que investiga los delitos cometidos en la Comisaría 8° de la capital bonaerense, pero la decisión ordena que también se aplique “en todas aquellas causas que previno e interviene con relación a Jaime Lamont Smart".

La resolución de la Sala III, emitida hace 15 días pero que se conoció este miércoles a través de un artículo publicado en el diario La Nación, aceptó el pedido de los defensores de Smart, quienes acudieron a esa instancia con un recurso de queja luego de que el Juzgado y la Cámara de Apelaciones se lo rechazaran. En el fallo ordenaron “el apartamiento definitivo de Ernesto Kreplak (titular del Juzgado Federal N°3 de La Plata) en las presentes actuaciones y en todas aquellas causas que previno e interviene con relación a Jaime Lamont Smart".

El fallo asegura que busca preservar “la garantía de imparcialidad” basado en las “constantes negativas a efectivizar el arresto domiciliario del encausado”, a pesar de que en los expedientes que en Casación revirtieron la negativa en primera instancia y en la Cámara de Apelaciones la orden se cumplió, explicaron fuentes de la justicia federal platense.  

El reclamo fue realizado en la causa Comisaría 8°, pero Gemignani, Riggi y Mahiques fueron más allá del planteo de los defensores y apartaron al juez de todas las causas que involucran a Smart. Es decir, extendieron la recusación a otros expedientes independientemente de si la intervención corresponde a esa u otra Sala de Casación. El fiscal Javier De Luca presentó un recurso extraordinario pidiendo revertir la medida.

La recusación del juez fue pedida por la defensa en la causa por delitos de lesa humanidad cometidos en la seccional del barrio platense de Villa Elvira que funcionó como centro de blanqueo de prisioneros políticos y que tiene 21 imputados por 106 secuestros y seis homicidios. El expediente tramita en el Juzgado Federal N°1 de La Plata, que está subrogado en su fuero criminal y correccional por Kreplak, quien en julio del año pasado procesó a los acusados -incluido Smart- con prisión preventiva. 

El objetivo de la jugada defensiva en Casación se evidenció apenas la Sala III emitió el fallo y los abogados defensores pidieron la nulidad de todo lo actuado en la causa por la Comisaría 8°. Pero amparados en lo extensivo de la resolución de Mahiques, Gemignani y Riggi también pidieron anular lo instruido en el expediente por el “centro clandestino de 1 y 60” (Caballería e Infantería de la Policía Bonaerense) donde el abogado está procesado desde hace dos años con prisión preventiva junto a otros 16 acusados por crímenes de lesa humanidad.

En el primer caso, como De Luca presentó un recurso extraordinario, el fallo de Casación no es ejecutable y quedó todo en stand by. En la causa 1 y 60, la Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata rechazó la solicitud porque se trata de otro expediente distinto del que tomó tribunal superior para resolver el apartamiento.

La pretensión de los defensores sería que esa resolución se aplique a todas las causas en las que está involucrado Smart, analizó una fuente con acceso al expediente. Pero por su rol como ex Ministro de Gobierno, de quien dependía la Policía provincial durante la dictadura, el ex funcionario está involucrado en todas las causas vinculadas a centros clandestinos del Circuito Camps, como se llamó a la red de dependencias policiales dispuestas para la concentración, tortura y exterminio de a oposición política luego del golpe de 1976. Así, está involucrado también en las causas por la Brigada de investigaciones de Quilmes, de San Justo, de Lanús y de Banfield, que ya fueron elevadas a juicio y en posibles desprendimientos de esos expedientes.  

Una fuente judicial con acceso al caso explicó que la resolución de la Sala III de Casación no es clara y que genera incertidumbre. Kreplak tiene a su cargo las investigaciones por crímenes de lesa humanidad que en la justicia platense tramitan en primera instancia en los juzgados federales N°1 y 3. La duda es si las investigaciones se desdoblarán o si directamente se quedarán sin juez que investigue.

La noticia del fallo fue publicada en La Nación, un medio que viene ejecutando una férrea defensa de Smart desde que comenzó a ser juzgado por crímenes de lesa humanidad. Esa pelea por el abogado le valió al diario una denuncia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata ante la Comisión Nacional de Independencia Judicial y de la Comisión Interpoderes, que incorporó en el fallo del juicio por el Circuito Camps, en diciembre de 2012, dos editoriales del diario que los jueces Carlos Rozanski, Mario Portela y Roberto Falcone consideraron parte de una “maniobra” destinada a ejercer presión.