Escritores, músicos y editores argentinos emergentes y consagrados -como Fabián Casas, Luisa Valenzuela, Gabriela Cabezón Cámara, Andrés Neuman y Mempo Giardinelli- representarán al país en la 30° Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, que tendrá a América Latina como región invitada, del 26 de noviembre y hasta el 4 de diciembre.

Divididos entre quienes viajan con apoyo económico del Ministerio de Cultura de la Nación y del Ministerio de Relaciones Exteriores, quienes fueron convocados por la organización de la FIL y quienes asistirán invitados por grandes grupos editoriales, son cerca de 30 los autores argentinos y 90 las editoriales locales que darán el presente en el encuentro editorial más importante del continente. El director de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mauricio Wainrot, explica a Télam que “el objetivo primero es llevar nuestra cultura al mundo, dar a conocer la marca argentina”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Valenzuela, Cabezón Cámara, Ariana Harwicz, Marcelo Birmajer, Pablo Katchadjian, María Negroni, Ernesto Mallo, Alicia Dujovne Ortiz y Fernando Rubio conforman el grupo invitado por México, apoyado por Cancillería, que se hizo cargo del costo de los pasajes aéreos.

“Desde la FIL -continúa- eligieron a los escritores que presentarán el país, un trabajo meticuloso signado por la necesidad de armar mesas con temas comunes a todo el continente. Nosotros sugerimos dos cambios relacionados con autores que ya habían asistido los últimos años y sumamos nombres de dramaturgos, un género muy importante que no se veía representado en la selección”.

Este año la delegación de Cancillería “será mínima”, indica Wainrot: “Estamos tratando de que los pocos dineros que tenemos alcancen para todo. Por eso solo me acompañan Diego Lorenzo, responsable del Programa Sur de Apoyo a las Traducciones, y Silvia Maldonado, coordinadora del área de Literatura”.

Wainrot arribará hoy a Guadajara, donde el sábado participará de la inauguración de la feria y visitará el stand argentino, un espacio de 243 metros cuadros que albergará 68 editoriales locales, diseñado en algarrobo como “un caleidoscopio que redescubrirá la pluralidad latinoamericana: desde lenguas originarias como el quechua, guaraní, náhuatl y el aimará, hasta la actualidad lingüística”.

El jueves 1° de diciembre Wainrot se trasladará al Distrito Federal (DF) para reunirse con referentes culturales y académicos de la Universidad Nacional de México (Unsam), “un país con el que tenemos mucha historia de apoyo y confraternidad compartida”, destaca.

El Ministerio de Cultura de la Nación, por su parte, facilitó la presencia de siete sellos pequeños o independientes, elegidos a partir de una convocatoria lanzada por el Fondo Argentino de Desarrollo Cultural y Creativo, teniendo en cuenta el nivel de innovación de cada proyecto. Se trata de La Periférica, una distribuidora que forma parte del grupo de sellos independientes Todo Libro Es Político; de Pequeño Editor, la mejor editorial infantil de América Latina 2015 según la Feria del Libro de Bologna; y Libretto, sello dedicado al teatro que viaja por primera vez a la FIL. Además de Nulú Bonsai, que celebra sus primeras 100 publicaciones y más de 200 happenings en torno a la poesía; Ediciones Godot, sello que se dedica desde 2008 al ensayo y la ficción; el grupo riojano San Cayetano Libros y Revistas; y Unimago, desarrollador de contenidos ilustrados.

El ministro de Cultura Pablo Avelluto, quien acompañará la iniciativa desde Buenos Aires, consideró que “la experiencia de la feria es muy importante en términos de editoriales independientes, porque muchas veces les es difícil afrontar costos de viaje y estadía”. “Para ellos el acceso a gente y colegas es la posibilidad de hacer crecer su negocio”, destacó Avelluto, para quien “es fundamental apoyar la internacionalización de los emprendimientos editoriales argentinos, enfocarse en el aspecto cultural y profesional de la feria, este último menos visible desde el punto de vista del público”.

La actividad en el Pabellón de América Latina será intensa. Allí, argentinos como Patricio Pron y Mauro Libertella se darán cita, entre otros, con el brasileño Luiz Ruffato, el chileno Fernando Iwasaki, la mexicana María Eugenia Guzmán, la venezolana Carolina Fonseca y la peruana Karina Pacheco. María Negroni mantendrá un diálogo poético con la nicaraguense Gioconda Belli y la colombiana Piedad Bonnett; el dolor en la escritura será el tema de Cabezón Cámara; en tanto Valenzuela leerá textos eróticos; y Libertella tendrá cita con los “Ochenteros” (autores nacidos en la década del 80) convocados por la FIL, Damián González Berto y Carolina Bensimon entre otros.

En la FIL estarán además el director de la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel, en calidad de escritor; y Leandro de Sagastizábal, director de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), invitado en calidad de historiador de la industria editorial, en el área de Formación para Profesionales de la FIL. El músico Fito Páez disertará sobre Diario de viaje, su nuevo libro editado por Planeta; mientras que convocado por Penguin Random House el autor Eduardo Sacheri hablará sobre su bestseller ganador del Premio Alfaguara de Novela, “La noche de la usina”. Los nombres de Ruth Kaufman, Teresita Manna, Raquel Franco, Judit Bokser Misses Liwerant, Gisela Heffes, María Cristina Ramos, Flora Rodríguez, Dr. Alderete, Luis Quevedo, Camilo Sánchez y Federico Finchelstein se suman a los autores argentinos que se presentarán en la FIL. Mientras que a las actividades complementarias se suman las bandas argentinas La Yegros y N de Ramí­rez, que tocarán el sábado de la apertura; y Tonolec, que se presentará el próximo miércoles.