Desde su página oficial, las autoridades de la  Biblioteca Nacional Mariano Moreno comunican:  “Desde el inicio de la emergencia sanitaria generada por la pandemia, se trabajó en la preparación de las condiciones necesarias para planificar y garantizar una reapertura segura, adecuando las instalaciones, aplicando las medidas de seguridad y estableciendo las etapas y los protocolos respectivos, tendientes a brindar un ambiente de bienestar y de cuidado de la salud para los usuarios y para los trabajadores de la Biblioteca Nacional.”

Luego de casi un año de permanecer cerrada debido a la pandemia, la mayor biblioteca de la Argentina reabre sus puertas para permitir el acceso de lectores de 10.30 a 14.30. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante el lapso en que no se atendió al público de manera presencial, hubo una gran cantidad de actividades y generación de materiales online. “La Biblioteca sigue cerrada –comunicaron sus autoridades oportunamente-, pero está muy activa. Como institución guardiana y difusora del patrimonio bibliográfico en sus distintos soportes, principalmente de producción nacional, sigue cumpliendo con su importante rol. Continúa preservando y administrando de modo virtual y remoto a sus lectores, investigadores e interesados en general, documentos e información propia y de procedencia federal y universal. Conecta a usuarios del mundo y especialmente de nuestro país con los recursos de los que dispone y con servicios y actividades adaptados a las limitaciones actuales.”

Los turnos deben solicitarse con 24 horas de antelación a través de la página web de la biblioteca o de un mail. En la página oficial de la institución se especifica la dirección de correo electrónico a que deben remitirse las solicitudes de acuerdo con la sala que se quiera visitar. Se podrá solicitar también la reserva de los materiales a consulta. Luego de ser utilizados, esos materiales, como medida preventiva, no volverán a utilizarse durante diez días.

Los usuarios en general podrán acceder a las salas de materiales especiales (Mapoteca-Fototeca, Música y Medios Audiovisuales, Archivos y No Videntes), mientras que los investigadores acreditados por la institución tendrán además acceso a las salas de Libros, de Hemeroteca y del Tesoro. Todas las salas funcionarán en el mismo horario.

Por su parte, el Museo del Libro y de la Lengua, también retomará las actividades presenciales el lunes 15 con el mismo protocolo previsto para la Fase 1 de reapertura gradual.