Se sospecha que, dado que la feria de arte contemporáneo de la que la Argentina fue este año invitada de honor, es una feria de negocios y no constituye en absoluto un enriquecimiento para el arte argentino, los negocios pueden haber corrido por parte de los funcionarios implicados en ella.

Ya se habían realizado críticas respecto de la casi nula participación de artistas de las provincias argentinas. A esto se suma que existió una conversación informal en la que la esposa del presidente, Juliana Awada, coleccionista de arte, fue señalada como la que habría dado el empujón inicial para que Argentina participara del evento, pero nunca se aclaró formalmente de parte del gobierno en qué había consistido ese impuso inicial.

La denuncia fue realizada por los diputados del FpV Liliana Mazure y Rodolfo Tailhade. La acusación implicaba también al secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, por beneficiar a familiares en la organización del evento. Pero el fiscal Franco Picardi sólo investigará al ministro a Avelluto por posible delito de defraudación contra la administración pública y negocios incompatibles con la función pública.»El objeto procesal de la presente investigación –expresó el fiscal- se circunscribe a establecer si en el marco de todas las actividades, licitaciones, contrataciones y desembolsos de dinero realizado respecto de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo – ARCO- llevada a cabo en la ciudad de Madrid, Reino de España, entre los días 22 y 26 de febrero del corriente año, se habría generado un fraude o defraudación a la administración pública”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los denunciantes también implicaron a la sobrina del presidente de la Nación, María Calcaterra y pidieron indagar de qué forla la galería de la sobrina del presidente de la Nación llegó a ser elegida para participar de la feria ARCO y si la misma se vio beneficiada a partir de las contrataciones que fueron realizadas por el ministerio de Cultura de la Nación. […] Su primera participación internacional se da casualmente cuando su tío, Mauricio Macri, se desempeña como presidente de la Nación y una de las carteras del Ejecutivo se encarga de la organización local y de destinar millones de pesos del patrimonio público a tal fin”.