Falcó está  protagonizada por un espía sin escrúpulos en la  Europa de los años 30 y 40. Una historia que tiene violencia, tramas de poder y suspenso.La historia tiene como marco el otoño de 1936, recién iniciada la Guerra Civil española y con una Europa a punto de volver a desangrarse. El elegante y mujeriego Lorenzo Falcó recibe como encargo una peligrosa misión:  liberar al líder falangista José Antonio Primo de Rivera, a quien tenía preso el bando republicano. Acompañan al espía un hombre y dos mujeres que, en esos tiempos de traiciones, podrían convertirse en sus víctimas.

«Para Falcó, palabras como patria, amor o futuro no tenían ningún sentido. Era un hombre del momento, entrenado para serlo. Un lobo en la sombra ávido y peligroso», escribe Pérez-Reverte.
El escritor es un maestro en las recreaciones de época y esta vez recrea un escenario que se mueve entre el lujo de unos y el hambre de otros y en el que fascistas, nazis, bolcheviques, espías y contraespías protagonizan la política europea.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE