La historia bien podría ser el origen de una novela de misterio. Dos tumbados, dibujo del pintor austriaco Gustav Klimt, fue recuperado luego de desaparecer hace más de medio siglo de un museo de la ciudad austríaca de Linz. 

En diciembre se produjo la muerte de una antigua secretaria del museo. Se descubrió así que durante todo ese tiempo la pieza había estado escondida en un armario. En su testamento, la secretaria dejó dispuesto que el dibujo se devolviera a la ciudad de Linz (norte), explicó hoy el alcalde de la localidad, Klaus Luger, según publicó la agencia de noticias EFE. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Junto a tres cuadros de Egon Schiele, el dibujo de Klimt fue cedido en 1951 como préstamo por su propietaria a la entonces Nueva Galería de Linz. En 1990, los herederos hicieron un primer intento infructuoso de recuperar las obras pero la sorpresa llegó en 2006 cuando, ante una nueva demanda de devolución, el museo contestó que las piezas habían desaparecido en circunstancias que no se podían precisar. 

Entonces, comenzó una batalla legal que concluyó con varias sentencias del Tribunal Supremo, que concedió a los herederos indemnizaciones que sumaban 8,24 millones de euros. De ellos, 7,5 (9,2) correspondían al óleo Ciudad muerta, de Schiele, pese a las dudas de algunos expertos sobre la autenticidad de la obra. 

En su testamento, la secretaria explicó que en su día se había dado cuenta de que los préstamos al museo no se documentaban correctamente y que su jefe, el entonces director del museo Walter Kasten, le pidió que guardara silencio sobre el tema y le regaló a cambio el dibujo ahora reaparecido. Una manera sui generis de lograr la complicidad del silencio.  

El dibujo de Klimt será expuesto dentro de una muestra en el Museo Lentos, al tiempo que se inicia el proceso de entrega a sus legítimos propietarios, previa devolución del importe de la indemnización. Los tres cuadros de Schiele que fueron prestados en 1951 junto a la pieza de Klimt, siguen desaparecidos.