La novela del argentino Hernán Díaz fue considerada por el jurado del Booker Prize 2022 como una de las más destacadas de las 13 escritas en lengua inglesa. Según los responsables de la selección hay «una inteligencia deslumbrante detrás de esta novela, que nos desafía a repensar todo lo que sabemos sobre las instituciones sobre las que se construyen las naciones y las narrativas con las que se cuentan las historias. Astuto, sofisticado, insistentemente cuestionador. Díaz escribe con seguridad, determinado a robarnos todas nuestras certezas».

Tal como lo indica su título, Trust, es una novela sobre la confianza, pero de la confianza en relación con el dinero.  Sus protagonistas son un magnate de Wall Street y una hija de aristócratas excéntricos. Ambos amasaron una fortuna que no encuentran de qué modo justificar. «Lo único que sostiene al dinero es la confianza, le dijo el autor a Télam. No hay ningún vínculo material entre un billete y su valor. El valor monetario proviene solo de una serie de convenciones que todos hemos decidido aceptar. El dinero tiene, entonces, una estructura similar a la ficción. Es una ficción en la que todos creemos. En la que todos confiamos». Este es «uno de los aspectos cruciales del libro: cómo la ficción puede moldear y determinar la realidad. Me interesan, en particular, las ficciones que son aceptadas como hechos históricos lo cual, desde luego, tiene consecuencias políticas directas. Y casi todas las narraciones en torno al capital tienen esta dimensión ficcional y altamente ideológica».

Señaló, además, que siendo Estados Unidos un país tan rico, haya allí “muy poca ficción que trate del dinero mismo y del proceso de acumulación de capital. Por un lado, existe una obsesión absoluta con el dinero; por el otro, es un tema del que no se habla. Es un inmenso tabú en la cultura norteamericana»,

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El autor nació en Argentina en 1973, pero pasó su infancia en Suecia, donde llegó siendo  pequeño porque sus padres se exiliaron ese país. Más tarde se radicó en los Estados Unidos, donde vive actualmente. Allí se desempeña como docente en la Universidad de Columbia.

Escrita en inglés, lengua en la que escribe Díaz, la novela será traducida al castellano y publicada por Anagrama en marzo de 2023.  Además, Trust será adaptada al formato miniserie por la actriz y productora estadounidense Kate Winslet -que también asumirá un rol protagónico- y se emitirá por HBO. Pero la novela no se hizo conocida por esta iniciativa, sino que, cuando llegó la propuesta de adaptación ya había obtenido la aceptación del público y de la crítica.

Más allá de sus méritos literarios, Trust tiene un tema convocante. “El dinero –afirma el autor en entrevista con Télam- juega un rol central en todo el mundo, ¿no? De hecho, acaso sea lo que en última instancia une a todo el planeta, aunque no necesariamente de un modo positivo. En ese sentido, espero que los temas centrales de la novela resuenen más allá de los Estados Unidos. El modo en el que una gran fortuna puede distorsionar la realidad, los mitos eminentemente masculinos en torno al capital, la manipulación de la historia al servicio de ciertos intereses ideológicos, las maneras en las que ciertas ficciones terminan alterando la realidad: estas son algunas de las cuestiones de las que trata el libro, y creo que podemos rastrear su presencia en la mayoría de las sociedades contemporáneas.”

La “lista larga” en la que figura Trust está integradas por 13 obras que se reducirán a seis cuando se confeccione la “lista corta”. Finalmente, el autor de la que resulte ganadora obtendrá 50.000 libras esterlina como premio.

Quienes acompañan en esta instancia a Díaz son ¡Ay, William! de la estadounidense Elizabeth Strout, que fue traducida al español y publicada por Alfaguara; Cosas pequeñas como esas, de la irlandesa Claire Keegan, traducida por Jorge Fondebrider y publicada por Eterna Cadencia; The Colony, de la irlandesa Audrey Magee; After Sappho de Selby Wynn Schwartz; Glory de NoViolet Bulawayo; Maps of Our Spectacular Bodies, de Maddie Mortimer; Case Study, de Graeme Macrae Burnet; The Trees, de Percival Everett; The Seven Moons of Maali Almeida, de Shehan Karunatilaka; Booth de Karen Joy Fowler; Nightcrawling, de Leila Mottley y Treacle Walker de Alan Garner. Un dato curioso que habla de que se premia una obra y no una trayectoria: Mottley tiene apenas 20 años, mientras que Garner, 88.

El premio tiene también una versión internacional que distingue a la mejor novela extranjera traducida al inglés. En marzo de este año, se anunció que la argentina Claudia Piñeiro estaba en la lista corta del Booker Prize por su novela Elena sabe publicada  con el título Elena Knowns, bajo la traducción de Frances Riddle y editada por el sello escocés Charco Press, fundado por la argentina Carolina Orloff. 

El objetivo del premio internacional  es fomentar más publicaciones y lecturas de ficción de calidad de todo el mundo y promover el trabajo de los traductores. Por eso, el galardón se divide en partes iguales entre el autor y el traductor. Otras cuatro argentinas llegaron también a la instancia de la lista corta: Gabriela Cabezón Cámara, Ariana Harwicz, Mariana Enríquez y Samantha Schweblin.  En septiembre si sabrá si el argentino Hernán Díaz pasa a integrar la lista corta y, de integrarla, en octubre se conocerá si resulta ganador.