En el marco de VIII Congreso Internacional de la Lengua Española que se realiza en Córdoba del 27 hasta el 30 de marzo, se presentará una edición conmemorativa de Rayuela, publicada por primera vez en 1963 a través de Editorial Sudamericana. La novela revolucionó la literatura argentina del siglo XX y coronó el boom latinoamericano. Cuando comenzó la década del 70 ya contaba con 12 ediciones.

De la edición conmemorativa participan la Real Academia Española (RAE), la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), la Academia Argentina de Letras (AAL) y la editorial Alfaguara. El coordinador es José Luis Moure, presidente de la Academia Argentina de Letras.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La nueva publicación, como todas las publicaciones conmemorativas que por la misma vía se han editado hasta le fecha, tiene muchos otros materiales además del texto de Cortázar.

Por primera vez desde 1983, cuando lo publicó Sudamericana, 20 años después de la primera edición de la novela, se recupera Cuaderno de Bitácora, una suerte de diario de escritura de la novela, en el que el autor fue anotando ideas, personajes y escenas. Esto permite acceder a la “cocina” de Rayuela, un privilegio que agradecerán los lectores de Cortázar, que siguen siendo muchos y muy jóvenes. 

...
(Foto: Editorial Alfaguara)

Este Cuaderno de Bitácora es un regalo que Cortázar le hizo a la gran crítica y docente argentina Ana María Barrenechea (1913-2010), quien explicó: “No es en verdad un verdadero borrador. O sea, una primera redacción de una historia novelesca. Es un conjunto heterogéneo de varias escenas, de dibujos, de planes de ordenamiento de los capítulos (como índices), de listas de personajes, algunos con acotaciones (predicados), que los definen, de propuestas de juegos con el lenguaje, de citas de otros autores (en parte para los artículos prescindibles), rasgos positivos y negativos de los argentinos, meditaciones sobre el destino del hombre, la relación literatura-vida, lenguaje-experiencia, y aun fragmentos no muy extensos que parecen escritos de un tirón y que luego pasarán a la novela ampliados o con escasas modificaciones. En resumen, un diario que registra el proceso de construcción de Rayuela con ciertas lagunas.”

Pero se recuperan también textos de contemporáneos de Cortázar que complementan la novela: Adolfo Bioy Casares, Carlos Fuentes y tres textos de Gabriel García Márquez. Todos hablan del impacto que produjo Rayuela en el momento de su edición y, en este sentido, son documentos fundamentales. Además, incluye trabajos de los escritores Mario Vargas Llosa y Sergio Ramírez, y de los críticos Julio Ortega, Andrés Amorós, Eduardo Romano y Graciela Montaldo, “que muestran la intemporalidad de la propuesta narrativa cortazariana” según se señala en la página web de la RAE. El volumen incluye, además, una bibliografía básica, un índice onomástico y un glosario de voces utilizadas en la novela. La tapa es la misma de la original.

La presentación oficial será el jueves 28 de marzo a las 20 horas, en el Teatro Real de la ciudad de Córdoba. La entrada será libre y gratuita. Y oficiará de presentador el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, con quien, seguramente, Cortázar tendría profundos desacuerdos políticos.

Si por algo Cortázar sigue siendo tan leído por los jóvenes es por el carácter lúdico de su escritura, siempre renuente a la pompa, al acartonamiento y a la solemnidad, pecados burocráticos que parecen no poder evitarse en los homenajes.

Con Rayuela, según él propio autor lo dice, buscó darle participar al lector: “A mí se me ocurrió —y sé muy bien que era una cosa difícil, realmente muy muy difícil—, intentar escribir un libro en donde el lector, en vez de leer la novela así, consecutivamente, tuviera en primer lugar diferentes opciones. Lo cual lo situaba ya casi en un pie de igualdad con el autor, porque el autor también había tomado diferentes opciones al escribir el libro”. Afortunadamente, su espíritu juguetón y lúdico sigue vivo en su obra.

La edición conmemorativa de Rayuela, que se lanza simultáneamente en América Latina y en España, ya se puede conseguir en librerías.