Después de la postergación del año pasado cuando estalló la pandemia  y de las dudas que reinaron durante la primera mitad de este año, los Juegos Olímpicos de Tokio ya aparecen en el horizonte. A un mes de la ceremonia inaugural existen algunas certezas sobre la cita olímpica que se llamará Tokio 2020 aunque suceda en el año 2021. Aún con algunas clasificaciones por resolverse debido a lo apretado que quedó el calendario, hay 169 argentinos que formarán parte de la cita olímpica.

Este lunes, la organización anunció que habrá público, aunque con muchas limitaciones. Será solo con espectadores locales, no se permitirán turistas que viajen para los Juegos y se estipuló un aforo máximo del 50% de la capacidad de los estadios, con un tope de hasta 10 mil personas. La medida coincide con la finalización del estado de emergencia que había en Japón y que el último lunes se levantó. La situación mejoró, pero si los casos aumentan, no descartan suspender o disminuir la presencia de espectadores. La organización debió devolver las entradas que se habían adquirido previo al brote de coronavirus. Según encuestas que publican medios locales, la mayoría de la población japonesa hubiera preferido que los Juegos se aplacen otra vez. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Habrá nuevas reglas anticovid muy estrictas quienes asistan a las actividades. La presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto, declaró que «el ambiente festivo tendrá que suprimirse» para que los Juegos sean seguros, y reconoció que habrá que ser «creativos» para fomentar un entorno positivo a pesar de todo. Cualquier persona que tenga una temperatura corporal superior a 37,5 grados durante dos controles se le negará la entrada, al igual que a cualquiera que tosa o no lleve mascarilla. Además, contra las costumbres niponas, no habrá venta de alcohol. Ni se podrán pedir autógrafos. También estará prohibido participar en «cualquier forma de aclamación que pueda dar pie a una muchedumbre». «La gente puede sentir alegría en el corazón, pero no puede hacer ruido y tiene que evitar las multitudes», dijo la presidenta. «Nos estamos esforzando mucho para encontrar una nueva forma de celebrar», añadió.

La Villa Olímpica, uno de los íconos de la cultura olímpica, también tendrá sus particularidades. Fue inaugurada este lunes, con 44 hectáreas y tiene 18 mil camas. Y muchos protocolos. A los atletas no se les permitirá salir del lugar más allá de los traslados para la competencia, dado que esa será su burbuja. Tienen que estar siempre con el barbijo puesto y solamente se lo pueden sacar para comer. Precisamente habrá 700 menúes para cumplir con todas las dietas puntuales que necesita cada deportista.

Más allá de los cuidados, los Juegos Olímpicos ya tienen sus primeros dos positivos de Covid. En la delegación de Uganda, la primera que llegó a Japón, ya hay dos personas que se contagiaron del virus según arrojaron los testeos. Las autoridades de Izumisano, la ciudad donde el equipo olímpico de Uganda estableció su base de entrenamiento previa a los Juegos, confirmaron un nuevo caso positivo de coronavirus en la delegación del equipo, el segundo en cuatro días. El sábado pasado, un entrenador ugandés ya había dado positivo cuando se bajó del avión en Tokio, lo que hizo que se le negara la entrada en el país, y el resto de la delegación, formada por otras ocho personas, fueron puestas en cuarentena en Izumisano, cerca de la ciudad de Osaka, bajo control médico.

En cuanto a lo deportivo, la delegación argentina tendrá el difícil desafío de superar las tres medallas doradas y una de plata que consiguió en Río de Janeiro 2016. Por el momento hay 169 atletas clasificados, pero la cifra podría subir en las próximas semanas. Esta es la lista completa de participantes:

Aguas Abiertas: Cecilia Biagioli.

Boxeo: Mirco Cuellar, Ramón Quiroga, Francisco Verón y Leonela Sánchez.

Canotaje: Agustín Vernice (K1 1000), Lucas Rossi (K1), Rubén Rézola (K1 200) y Brenda Rojas (K1 200).

Ciclismo: Eduardo Sepúlveda (ruta), Exequiel Torres (BMX) y Sofía Gómez Villafañe (MTB).

Ecuestre: José María Larocca (Salto individual) y equipo (Larocca junto a dos integrantes más).

Esgrima: Belén Pérez Maurice (Sable).

Fútbol: Selección masculina (18).

Gimnasia artística: Martina Dominici.

Golf: Emiliano Grillo.

Handball: Los Gladiadores (14).

Hockey sobre césped: Los Leones (16) y Las Leonas (16).

Judo: Paula Pareto y Emmanuel Lucenti.

Lucha: Agustín Destribats.

Maratón: Joaquín Arbe, Eulalio Muñoz y Marcela Gómez.

Natación: Delfina Pignatiello (400m, 800m y 1.500m libre), Santiago Grassi (100m mariposa), Julia Sebastián (100m y 200m pecho).

Pentatlón moderno: Sergio Alí Villamayor.

Remo: Milka Kraljev y Evelyn Silvestro (doble par peso ligero)

Rugby (versión Seven): Los Pumas (12).

Surf: Leandro Usuna.

Taekwondo: Lucas Guzmán.

Tenis: Nadia Podoroska, Diego Schwartzman, Horacio Zeballos, Andrés Molteni, Facungo Bagnis, Federico Coria y Francisco Cerúndolo.

Tenis de mesa: Horacio Cifuentes y Gastón Alto.

Tiro: Fernanda Russo (10m rifle de aire), Alexis Eberhardt (50m rifle tres posiciones), Melisa Gil (Skeet) y Federico Gil (Skeet).

Triatlón: Romina Biagioli.

Vela: Sol Branz y Victoria Travascio (49er FX), Facundo Olezza (Finn), Santiago Lange y Cecilia Carranza (Nacra 17), Francisco Guaragna (Láser Standard), Lucía Falasca (Láser Radial), Belén Tavella y Lourdes Hartkopf (470), Celia Tejerina (RS:X) y Francisco Saubidet (RS:X) .

Vóley: Selección masculina (12) y femenina (12).

Quienes todavía pueden aspirar a clasificar son Germán Chiaraviglio (salto con garrocha), Belén Cassetta (3.000 metros con obstáculos), Florencia Borelli (5.000 metros), Federico Bruno (1.500 metros), Maximiliano Díaz (salto triple) y Joaquín Gómez (lanzamiento de martillo). En tiro con arco tienen chances de ingresar Florencia Leithold y Damián Jaravilla. Además, también irán por un boleto a Tokio las parejas de voley playamasculina (Julián Azaad-Nicolás Capogrosso) y femenina (Ana Gallay-Fernanda Pereyra). Martina Dominici, reciente campeona panamericana, dio positivo en un control antidoping y su participación quedó en suspenso.