Refundación fue la palabra de moda luego de la eliminación argentina en Rusia 2018, cuando quedó claro que con Lionel Messi solo no alcanza. Desde allí que la Asociación del Fútbol Argentino busca una estructura para las Selecciones Nacionales que vaya más allá del plantel y el cuerpo técnico de turno. En enero de 2020, Bernardo Romeo fue anunciado como Coordinador de Selecciones Juveniles. Un año después, a Javier Mascherano le dieron el cargo del nuevo Departamento de Metodología y Desarrollo, un área que buscará darle un mismo modelo y línea de juego a los seleccionados juveniles, con centros de captación en distintos puntos del país. Este jueves se anunció un eslabón más de esa cadena de formación juveniles: la AFA tendrá un nuevo Departamento de Scouting Internacional, dedicado a realizar el seguimiento de los futbolistas sub 20 que juegan en clubes de Europa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El primer censo realizado dio un número importante: son 302 los futbolistas argentinos menores de 20 años que juegan en el fútbol europeo. De ellos, 269 (o sea el 89%) lo hacen en clubes de Italia y España, el destino principal. Así, la AFA apuesta a sistematizar un sistema que hasta ahora funcionó de manera artesanal, con recomendaciones o avisos que llegan casi por azar. Es sabido, por caso, que Lionel Messi estuvo a punto de ser citado para España antes de que en 2004 Hugo Tocalli lo citara para sumarse a la Selección Sub 20 que se preparaba para disputar el Sudamericano de Colombia 2005. Un video que llegó al predio de Ezeiza hizo que el gerente de Selecciones, Omar Souto, buscara el número en la guía y llamara a Rosario para convocar a “Leonardo” Messi.



Más de quince años después, que haya juveniles en las principales potencias en Europa ya no es una rareza. Por eso era necesario sistematizar el registro. A eso apunto el Departamento de Scouting Internacional, que estará a cargo de Juan Manuel Tassi, ex preparador físico de San Lorenzo y Quilmes, con un doctorado en Ciencias del Deporte en la Universidad de Extremadura y un Máster en Alto Rendimiento Deportivo en la Universidad de Pablo de Olavide (Sevilla). La búsqueda principal es que esos chicos de nacionalidad argentina no terminen representando a otros países. “Poder estar de forma presencial hace que, al momento de tomar la decisión, los chicos vean con buenos ojos la posibilidad de formar parte de la Selección Argentina. Al menos, es favorable que puedan interiorizarse en nuestro proyecto, nuestras formas, los valores que inculcamos, la cultura del esfuerzo sin dejar el juego de lado y el sentido de pertenencia intrínseco a nuestros seleccionados nacionales”, indicó Tassi en el sitio oficial de la AFA.