Estudiantes de La Plata es el único puntero del campeonato. El Pincha, que este domingo venció 3 a 0 como local a Temperley, ganó los primeros cuatro partidos que disputó y mira desde arriba a los otros 29 equipos. ¿Cuál es el secreto del líder del campeonato? Sólo su entrenador, Nelson David Vivas, lo sabe, pero una de las mayores virtudes del líder es su defensa, especialmente su arquero, Mariano Andújar, figura clave del León que aún no recibió goles en el certamen.

Lo quería River para reemplazar a Marcelo Barovero. Lo sondeó Boca cuando ya se veía venir la salida de Agustín Orion. Lo pidieron en ligas menores europeas. Pero Andújar rechazó todas las ofertas, destrabó su situación contractual con Napoli y a fines de julio renovó por tres años con Estudiantes. Pasan los técnicos, los jugadores, pero desde 2007 Andújar es citado en la gran mayoría de las convocatorias de la Selección y fue parte del plantel de los últimos dos mundiales y las últimas tres Copa América.

A sus 33 años está mostrando un gran nivel, pese a que hasta hace muy poco no era titular en el equipo con el que fue campeón de la Copa Libertadores en 2009. Es que en septiembre del año pasado, cuando Andujar regresó a Estudiantes, el arquero no era titular: Gabriel Milito, por ese entonces técnico del Pincha, no lo había pedido (regresó al club por recomendación de Juan Sebastián Verón, presidente del León) y el actual entrenador de Independiente confiaba más en Hilario Navarro, hoy en Banfield. Un año después de esa fecha y a ocho meses del escándalo que protagonizó en el verano en Mar del Plata cuando se agarró a piñas con varios jugadores de Gimnasia, Andúujar se convirtió en un pilar del equipo que conduce Vivas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Estudiantes, ya eliminado de la Copa Sudamericana y de la Copa Argentina, apuesta todo al único certamen que le queda en el semestre. Con un arquero infalible bajo los tres palos, con la firmeza de sus dos centrales (Leandro Desábato-Jonathan Schunke), con un doble cinco prometedor que mezcla experiencia y juventud (Rodrigo Braña-Santiago Ascacibar) y con un goleador en un gran momento (Carlos Auzqui), el Pincha sueña. Por ahora, tiene cuatro jugados y cuatro ganados, con nueve tantos a favor y ninguno en contra. El próximo rival del León será Gimnasia, el clásico de toda la vida. En la cancha del Lobo, el líder del torneo irá a defender la punta y Andújar, también, intentará retener su invicto.