Es un clásico. Es el partido más importante del continente. Y como si fuera poco, llega con los antecedentes recientes de la final de la Copa América, en el Maracaná, y el partido insólitamente suspendido en San Pablo. La expectativa para el Argentina-Brasil del próximo martes, en el Estadio del Bicentenario, en San Juan, es total. La AFA confirmó que el próximo lunes 16 saldrán a la venta las entradas para el encuentro, através de la plataforma AutoEntrada, la misma que se usó para las últimas dos ventanas de Eliminatorias. 

Habrá tres valores. Las entradas populares costarán 3000 pesos, la Platea Este 5000 y la Platea Oeste Alta 7.500. En sus redes oficiales, la AFA les recordó a los hinchas que deben esperar hasta el lunes, ya que cualquier ticket comprado antes de esa fecha no tendrá validez porque serán entradas falsas. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien se había anunciado que el clásico ante Brasil iba a ser el primer partido desde el inicio de la pandemia con aforo al 100%, la situación cambió luego de que FIFA multara a la Argentina por cánticos homofóbicos y banderas discriminatorias en la goleada ante Uruguay, en el Monumental. Como ya había ocurrido un antecedente similar en el juego ante Bolivia, la entidad decidió sancionar a la Argentina para que no pueda vender el total de entradas en San Juan. Por eso motivo, aún no está la cifra oficial de cuántos serán los tickets que salgan a la venta, pero se calcula que serán unos 25 mil. 

Los protocolos serán los mismos que en los partidos ante Bolivia y Uruguay, en el Monumental, idénticos a los que se usan cada fin de semana en el fútbol argentino. Habrá que presentar el certificado de vacunación con al menos una dosis en la aplicación Cuidar y gestionar el permiso de asistencias para eventos masivos. En los últimos años, con el impulso del gobernador Sergio Uñac y con el guiño del sanjuanino Claudio Tapia, San Juan se volvió junto a Santiago del Estero una de las nuevas capitales del fútbol argentino, anfitriona de partidos importantes. Ahora se prepara para que el Argentina-Brasil por Eliminatorias sea una verdadera fiesta.