El tembladeral que había ocasionado Lionel Messi con su amenaza de renuncia a la Selección Argentina fue estabilizado antes de que el pánico terminara con las ilusiones de la gente, que en su momento se vio afectada por la ya extinta posibilidad de que el futbolista de Barcelona diera un paso al costado. Messi, en un comunicado, confirmó que vuelve.

El mejor futbolista del mundo dio marcha atrás a su decisión de abandonar la Selección y volverá a ponerse la camiseta albiceleste para los próximos partidos ante Uruguay y Venezuela por las eliminatorias al Mundial Rusia 2018.

“Amo demasiado a mi país y a esta camiseta”, escribió Messi en un comunicado. “Veo que hay muchos problemas en el fútbol argentino y no pretendo crear uno más. No quiero causar ningún daño, siempre pretendí todo lo contrario, ayudar en todo lo que pude. Hay que arreglar muchas cosas de nuestro fútbol argentino, pero prefiero hacerlo desde dentro y no criticando desde fuera”, agregó.

El padre del crack ya había despertado ilusiones al publicar en Instagram una fotografía de la camiseta argentina con el número 10. Todo un símbolo.

El 26 de junio y tras la derrota en la final de la Copa América frente a Chile, el capitán de la Argentina, de 29 años, pegó un portazo a la Selección, abrumado por la frustración. “Me pasaron muchas cosas por la cabeza el último día de la final y pensé seriamente en dejarlo”, dijo Messi.

El futbolista había errado el primero de los penales en la serie que definió el partido 4-2 y que dejó a Argentina con las manos vacías a las puertas de la gloria en la Copa América.