Las malas noticias no paran para River. Conmebol rechazó el pedido para sumar dos arqueros juveniles, luego de que los cuatro inscriptos en la lista de buena fe se contagiaran de coronavirus con otros 16 compañeros, y ante Independiente Santa Fe de Bogotá, por la quinta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, tendrá un jugador de campo en el arco.

Con 20 futbolistas afectados por Covid-19, entre ellos los arqueros Franco Armani, Germán Lux, Enrique Bologna y Franco Petroli, Marcelo Gallardo deberá optar para que atajen los defensores Jonatan Maidana, Milton Casco o Tomás Lecanda. No será el único problema para Gallardo. El Millonario, además, no tendrá suplentes. Y ni siquiera se sabe si podrá completar los once jugadores de la formación inicial. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

River había pedido formalmente el lunes la posibilidad de inscribir a los arqueros Alan Leonardo Díaz, titular y figura en el superclásico del domingo ante Boca, y Agustín Gómez en reemplazo de Lux y Petroli. Pero Conmebol le negó el pedido. Así Gallardo lamenta haber anotado sólo 32 futbolistas de los 50 permitidos de manera extraordinaria por Conmebol por esta pandemia. En septiembre pasado, el DT de River aseguró que él trabajaba con 30 profesionales y que no quería generar “falsa expectativa” en juveniles a los que después no les llegaría su chance. 

Con 20 jugadores contagiados y aislados, a Gallardo sólo le quedan 12 de su lista. Y de esos 12, dos no están en su mejor condición física: el volante Enzo Pérez, que terminó el superclásico con una molestia muscular, y el defensor Javier Pinola, operado de una lesión en su brazo en marzo pasado. Con esos doce futbolistas trabajó River en la práctica de este martes por la tarde, en la que Pérez se movió como arquero. Mientras se espera una decisión por Pérez y Pinola para terminar de definir qué equipo jugará, hay algo que es seguro: en el Monumental, en un partido por Copa Libertadores, atajará un jugador.