El VAR tuvo una fallida intervención en el partido entre Cerro Porteño y Fluminense al anular un gol lícito del equipo paraguayo por posición adelantada “sin tener en cuenta” la presencia de un jugador en la “parte inferior de la pantalla”, según explicó hoy la Conmebol. A los 40 minutos del primer tiempo, con el marcador aún igualado sin goles, el delantero argentino Mauro Boselli convirtió el 1-0 para Cerro Porteño. El árbitro argentino Facundo Tello anuló la jugada a instancias de su asistente Julio Fernández, quien levantó la bandera para cobrar posición adelantada de Boselli antes de definir.

Tal como marca el protocolo, el VAR observó la jugada pero al momento de chequear lo hizo “con un ángulo cerrado”, sin tener en cuenta a un defensor ubicado en la parte inferior de la pantalla que intentó evitar el centro y que habilitaba al exdelantero de Boca, que definió dentro del área. La Conmebol dio esa explicación sobre el “error” en la “decisión final” en la introducción de la publicación de los audios en la página oficial, como lo hace después de cada partido. Durante el video de la Conmebol se puede observar como los chilenos César Deishler y Eduardo Gamboa, encargados del VAR y AVAR, respectivamente, omiten en todas las imágenes la presencia de Samuel Xavier, lateral derecho de Fluminense, que habilitaba a todos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
El video que publicó Conmebol, en el que reconoce que el VAR no tuvo en cuenta a un futbolista que habilitaba.

No se trata de una cuestión de punto de vista o de consideración personal del árbitro, sino de un error manifiesto. “Nos robaron a mano armada deliberada en nuestra propia casa”, reaccionó Francisco “Chiqui” Arce, DT de Cerro Porteño, que cayó por 2 a 0 en la ida de los octavos de final, en Asunción. El club paraguayo presentará una nota de queja en la Conmebol en la que se pedirá la anulación del partido, según adelantó el dirigente Ariel Martínez a los medios locales.

La jugada polémica en Boca-Atlético Mineiro, en cambio, si puede tratarse de un tema de criterio. El colombiano Andrés Rojas entendió que el toque imperceptible de Norberto Briasco con las manos en la espalda de un defensor brasileño era motivo suficiente para anular por falta el gol de Diego “Pulpo” González. Conmebol suspendió a Rojas y también al encargado del VAR, el paraguayo Derlis López. Los audios del momento en que tomaron la decisión dejan aún más dudas. Rojas señala una falta de Briasco (29) y López, de González (23).

Las imágenes del momento en que toman la decisión de anular el gol de Boca dejó más dudas todavía.