La comunidad del tenis muestra su preocupación en las redes sociales sobre el paradero de la jugadora china Peng Shuai, de quien no se conoce su paradero hace unos diez días después de haber acusado de violación a uno de los dirigentes de su país en una cuenta de Weibo, el Twitter chino, borrada 30 minutos después de su publicación. «Sí, esas acusaciones son muy preocupantes. Conozco a Peng desde que ella tenía 14 años, todos deberíamos estar preocupados, es grave, ¿dónde está ella? ¿Está a salvo? Toda información sería bienvenida», escribió el domingo la antigua campeona de tenis estadounidense Chris Evert. 

La francesa Alizé Cornet también escribió este sábado en su cuenta el mensaje #WhereIsPengShuai, añadiendo «no nos quedemos callados», mientras que el británico Liam Broady, también con el lema #WhereIsPengShuai, escribió el domingo: «No puedo creer que este tipo de cosas ocurran en el siglo XXI».

El 4 de noviembre, China bloqueó toda referencia a un mensaje atribuido a Peng Shuai, después de que la antigua número 1 del mundo acusase en las redes sociales a un antiguo alto dirigente de haberla obligado a mantener relaciones sexuales, y con el que habría mantenido un romance.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La japonesa Naomi Osaka dijo estar «conmocionada por la situación» de Peng Shuai. «La censura no es nunca aceptable venga de donde venga. Espero que Peng Shuai y su familia estén bien y en buena salud», publicó en Twitter la jugadora japonesa, junto a una fotografía de la desaparecida. «Estoy conmocionada por la situación actual y le envío amor y luz en su camino», añadió la doble campeona del US Open (2018, 2020) y del Abierto de Australia (2019, 2021), retirada del circuito para tomarse “una pausa durante un tiempo» en una temporada perturbada por problemas de ansiedad y «varios episodios depresivos».

La WTA, organizadora del circuito femenino, reclamó el domingo, en un comunicado de su director Steven Simon, que «las acusaciones sean investigadas de manera completa, justa, transparente y sin censura», mostrándose muy preocupado por la falta de noticias de Peng Shuai. El lunes, el número 1 mundial Novak Djokovic también se refirió al asunto al margen del Torneo Masters en Turín, asegurando estar muy «sorprendido». «No sé mucho sobre el tema, he escuchado cosas desde hace una semana y honestamente es sorprendente que haya desaparecido», señaló en rueda de prensa. «No tengo mucho más que decir. Espero que la encuentren y que esté bien. Es terrible. Puedo imaginar lo que debe sentir la familia», añadió.

La acusación explosiva apareció brevemente el 2 de noviembre en la cuenta Weibo oficial de la tenista de 35 años, especialista en dobles y ganadora de Roland Garros en 2014 por parejas. En un largo texto, Peng Shuai afirmaba haber tenido, hace tres años, un encuentro sexual forzado con el antiguo viceprimer ministro Zhang Gaoli, quien fue de 2013 a 2018 uno de los políticos más poderosos de China.

Aunque la censura hizo desaparecer rápidamente el mensaje de la red en China, diferentes capturas de pantalla se extendieron como la pólvora por multitud de terminales. Según los datos de Weibo, el mensaje, publicado en la cuenta oficial de la jugadora, fue visto más de 100.000 veces, pero sin precisar el contenido del mismo.