Las rivalidades quedaron de lado y la puerta de la AFA se llenó con los colores de todos los equipos, acorde a una movilización que fue más allá de goles, resultados y triunfos. Decenas de futbolistas, organizaciones vinculadas al fútbol femenino, integrantes de cuerpos técnicos, hinchas de varios clubes, dirigentes y periodistas se manifestaron esta tarde en Viamonte al 1300 para expresar su repudio contra el cierre de la investigación sobre Diego Guacci, el entrenador sospechado de acoso sexual y conducta abusiva contra jugadoras.

La masiva marcha respondió al pedido “paramos la pelota”, anunciado por la coordinadora Sin Fronteras de Fútbol Feminista (@coorfutfem en Twitter”). “La FIFA anunció, después de un año de un proceso que contó con testimonios contundentes, de abuso y acoso sexual aportados por más de cinco denunciantes, que el Comité de Ética resolvió cerrar la investigación y no aplicar sanción al DT Guacci. Nos unimos para decir: ‘BASTA, NO NOS CALLAMOS MÁS’. Porque si tocan a una, nos tocan a todas”, agregó el comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Mónica Santino, directora técnica y referenta del fútbol femenino, fue una de las líderes de la marcha y exhibió los carteles que resumían su espíritu: «Cumplimento efectivo de la Ley Micaela en todos los clubes. #SíLoSabían». Las integrantes de River feminista aportaron, como es habitual, sus sombrillas, pero además hubo bombos y colores de casi todos los equipos.

Foto: Gentileza Gonzalo Ciaffone

Así como la FIFA miró para el costado, también la AFA, meses atrás, se había hecho la desentendida tras la denuncia original contra Guacci, que trabajó en el cuerpo técnico de las selecciones sub 17 y sub 15 de Argentina, River, UAI Urquiza y otros clubes, y que en la actualidad coordina a Defensa y Justicia, de la Primera B del fútbol femenino. Durante meses, la causa había trascendido pero sin que se mencionara a Guacci, cuyo nombre recién se hizo público en los últimos días.

“Cinco jugadoras de fútbol presentaron pruebas contundentes y creíbles contra el entrenador. Contaron cómo, a lo largo de varios años, fueron víctimas de impactantes y recurrentes malos tratos por parte del profesional que tenía el deber de salvaguardarlas como adolescentes y jóvenes”, remarcó la semana pasada el sindicato mundial de fútbolistas, FIFPro, en su comunicado donde repudia el accionar de la FIFA, que estudió el caso durante un año.

“La decisión de la Comisión de Ética de la FIFA plantea dudas sobre cuánta evidencia se necesita para la acción disciplinaria y podría evitar que otras jugadoras se enfrenten a los perpetradores de acoso y abuso en el futuro”, agregó la organización mundial cuya sede está en Países Bajos. FIFpro también criticó la “falta de diversidad de género” en la Comisión de Ética (los tres miembros firmantes del fallo son hombres) y “la duración de la investigación” que se inició en 2020.

La marcha de hoy también se realizó bajo el lema «Basta, no nos callamos más», e incluyó una serie de pedidos a la AFA: «La correcta y eficaz aplicación de los protocolos de actuación», «La participación activa y real de su propia área de género», «Capacitaciones permanentes» y «Separar a Diego Guacci de su cargo y alejarlo del ámbito deportivo».

Una de las jugadoras de San Lorenzo, Ludmila Martínez, sostuvo: «“La AFA tiene que investigar porque es su deber, porque ellos contrataron a un entrenador que acosa, abusa y violenta a a sus jugadoras. Estamos hartas de que encubran a estos tipos, de que miren para otro lado, que no nos escuchen que no nos crean, porque hay u montón de mujeres valientes que se animan a contar este tipo de cosas que no son nada fáciles y no les creen o sí pero declaran al abusador inocente”

Durante la fecha del fin de semana, que terminó este lunes, varias jugadoras de los distintos equipos de Primera División salieron al campo de juego con una cinta violeta en sus muñecas como apoyo simbólico por esta situación.