La práctica del fútbol mixto en las divisiones formativas de los clubes, algo que ya ocurre en distintos equipos argentinos pero que aún no está regulado, está a un paso de aprobarse en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). La iniciativa lleva varios meses de consultas desde AFA hacia las federaciones de otros países como Uruguay, Colombia, España, Eslovenia, Portugal, Italia y Alemania, que permiten el fútbol mixto amateur hasta los 17 años.

En Argentina, la intención es ponerlo en práctica en las divisiones infantiles, que alcanzan a chicos y chicas de hasta 12/13 años, y el proyecto se encuentra en un estado “muy avanzado”. Su aprobación se enmarca dentro de las recomendaciones realizadas por la FIFA al respecto y daría respuestas a la inquietud de muchos clubes para poder contar con fútbol mixto en sus categorías de inicio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta nueva modalidad ya tiene antecedentes en Argentina: la Liga de Viedma y Patagones (Río Negro) resolvió habilitar este año el futbol mixto competitivo sólo para las categorías 2010-2011 después de recibir el pedido de los padres de la niña Ámbar Santa Cruz, de 9 años, quien había iniciado la actividad en la escuelita de fútbol de la Asociación Civil, Deportiva y Cultural de Profesionales (ADCP).

Ámbar jugó desde los 5 años junto a sus compañeros y al querer pasar de lo “recreativo” a lo “competitivo” tuvo prohibida su participación en la Liga Rionegrina de Fútbol ya que el reglamento de AFA sólo la habilitaba a competir si integraba un equipo femenino. Otro caso similar ocurrió en 2020 en la Liga de San Francisco en Córdoba, donde Martina Raspo, de 7 años, por entonces fue inscripta como jugadora de esa liga cordobesa de fútbol infantil.

“Permitir el sistema mixto, al menos hasta los 12 años, contribuirá enormemente al desarrollo del fútbol. Al jugar con los chicos -recomienda un dossier de la FIFA acerca del fútbol inicial-, las chicas se crean una imagen propia más positiva, aprenden a confiar en sí mismas y son más conscientes de su habilidad”.

Christian Meloni, entrenador de la primera división femenina de Boca consultado por Télam, opinó que “la posibilidad del fútbol mixto en las divisiones de infantiles es muy importante no sólo en lo deportivo, sino en lo social y en lo que hace a la inclusión y a crear la idea entre los más chicos y las más chicas de la noción de pertenencia a un grupo”. 

Entre los clubes argentinos algunos como San Lorenzo y Vélez desarrollan el sistema mixto entre los 3 y 12 años como actividad “recreativa”. Otras instituciones como River lo hacen pero en la franja de los 4 y 5 años, por citar algunos clubes. En la Liga Casildense de Santa Fe también se practica hasta los 12 años. Con todo lo que significa dar este paso, la decisión de la AFA que lleva meses de análisis y consultas parece tener por objetivo ampliar derechos y promover desde los más chicos el respeto a la igualdad de género a través del deporte. Y en este caso el fútbol puede cumplir, sin dudas, un rol trascendente.