Por primera vez, el golf se sumó a la larga lista de deportes de los Juegos Olímpicos. Y en esta competencia histórica, un argentino se hizo presente con una muy buena actuación: Emiliano Grillo, de tan solo 23 años y un presente y futuro gigante, terminó octavo. El chaqueño llegó a la última vuelta a tres golpes del podio, pero en el deselance no tuvo su mejor tarde y quedó a seis golpes de la medalla de bronce.

Finalizó la competencia con 277 golpes, siete bajo el par y a nueve del oro que quedó para el británico Justin Rose. Por quedar en el octavo lugar, Grillo se llevó un diploma olímpico. Por su parte, su coterráneo Fabián Gómez culminó en el 15º puesto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE