Durante el primer tiempo se corrió mucho, se jugó poco y se notó a dos equipos con la presión de no equivocarse, aunque en medio de esa incertidumbre Colón fue el que hizo mejor las cosas.

Sin llegar a ser profundo y con poca claridad al momento de definir las jugadas en el último tramo del campo, el «Sabalero» impuso sus condiciones en el partido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A los 12 minutos del segundo tiempo, un centro desde la derecha de Facundo Mura encontró a Aliendro, sin marca, que definió de primera para abrir el marcador en favor del conjunto santafesino.

Con el triunfo parcial, Colón empezó a conseguir más espacios para imponer su juego, volvió a hacerse dueño del partido y a base de un claro juego colectivo logró aumentar la diferencia con un tanto de Cristian Bernardi.

El «Sabalero» siguió como claro protagonista del juego, dejó sin respuestas a Racing y selló el resultado con el tercer gol a favor anotado por Alexis Castro.

El equipo de Eduardo Domínguez fue el que siempre intentó jugar, el que salió desde el inicio concentrado y convencido de querer conseguir el título, algo que Racing no pudo hacer en ningún tramo del partido.

En diciembre, Colón  tendrá la chance de sumar otra estrella cuando enfrente a Boca Juniors, ganador de la pasada Copa Diego Maradona, en el marco del «Trofeo de Campeones».

Luis Pulga Rodríguez, goleador y figura del campeón, expresó: “No hay plata que compre esta felicidad. La gloria no se compra. Claro que tenemos premios por ser campeones, pero esto es inigualable”, sostuvo el atacante tucumano, de 36 años, una vez finalizado el encuentro en el estadio del Bicentenario de la capital sanjuanina.

Rodríguez, oriundo de la localidad de Simoca, recordó haber llegado al equipo ‘rojinegro’, abandonando –hace dos temporadas- su Atlético Tucumán, al que calificó como su “zona de confort”, dentro de la actividad futbolística.

“Me alejé de Atlético (Tucumán) y vine acá a Colón donde me recibieron muy bien, de la misma forma que si estuviese en Tucumán”, sostuvo el responsable de ocho goles (máximo anotador) para el conjunto del DT Eduardo Domínguez en este certamen

“Que disfrute mucho la gente de Colón. Esperaron 116 años para esto. Le pusimos una estrella al escudo. Tendrían que hacerle un mural a este plantel, en la entrada de la ciudad, en el puente colgante, no sé dónde”, reclamó Rodríguez, que también pidió no olvidar a los jugadores que integraron la nómina que se clasificó subcampeón en la Copa Sudamericana. “Ya hace dos años tendrían que haberle hecho un mural a este plantel. Pero no lo hicieron”, se quejó.

“No hay palabras para describir esta situación que está viviendo el club. Agradezco a mi mujer y a mis hijos que siempre estuvieron a mi lado, aún en los momentos más duros”, dijo Pulga, quien se ilusionó con la recepción que recibirá en su pueblo natal apenas llegue.

“Seguro Simoca está que arde. Si tuviera un avión me iría ya mismo a mi casa. Pero no lo hay y esperaré hasta mañana para salir”, confió el goleador Sabalero.