El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, llegó a Buenos Aires en la tarde del domingo, en el marco de la gira que realiza por Sudamérica en busca de apoyo para el proyecto de realizar el Mundial de fútbol cada dos años. El suizo fue recibido por Claudio Tapia, con quien tendrá un encuentro en la mañana del lunes para recorrer el predio de Ezeiza y compartir un almuerzo con personalidades del fútbol argentino. 

Este es el último país que visita el titular de la FIFA, que arribó desde Santiago de Chile y antes había pasado por Colombia, Venezuela y Ecuador. El presidente de AFA le mostrará el avance en las obras que se realizaron en las instalaciones del predio con los fondos del programa Forward de la FIFA que comprenden, esencialmente, la construcción de la Sala VOR ( para el VAR) y que será inaugurada justamente ante su presencia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El almuerzo que compartirán se desarrollará en el gimnasio de futsal del predio. Allí estarán presentes, entre otros invitados, algunos campeones del mundo como Ubaldo Fillol, Alberto Tarantini, Carlos Tapia, Héctor Enrique, Jorge Burruchaga y Oscar Ruggeri. También César Luis Menotti, Alfio Basile y José Pekerman, junto a los ayudantes de campo de Lionel Scaloni, Roberto Ayala y Pablo Aimar (Walter Samuel vive en Europa), los entrenadores de juveniles y futsal, Fernando Batista y Matías Lucuix, junto a Javier Mascherano y el director nacional de Arbitraje, Federico Beligoy.

Esta será la cuarta visita oficial de Infantino al país desde que asumió la presidencia de la FIFA, a fines de febrero de 2016. Su último y frustrado paso por nuestro país fue en noviembre de 2018, para presenciar la segunda final de la Copa Libertadores entre River y Boca, en el Monumental, que se vio frustrada por una agresión contra el micro que transportaba a la delegación “xeneize”. Ese encuentro terminó jugándose en el estadio del Real Madrid, el Santiago Bernabeu.

El periplo del ítalo-suizo comenzó el lunes 11 de octubre en Israel, donde brindó su particular comparación entre el proyecto de un Mundial de fútbol cada dos años y el Super Bowl de fútbol americano en Estados Unidos. “El Super Bowl se organiza todos los años, ¿por qué no tener una Copa del Mundo cada dos años? Muchos críticos dicen que sería perjudicial, pero los estudios de FIFA aseguran que no disminuiría la magia del torneo porque su frecuencia no afectaría ni su calidad ni reputación”, explicó Infantino, quien también promovió la ampliación de 32 a 48 seleccionados participantes, algo que comenzaría en el Mundial de 2026 a realizarse en México, Estados Unidos y Canadá.

El primer destino de Infantino en Sudamérica fue Colombia y su primer compromiso fue el miércoles por la noche, en una visita a las nuevas instalaciones de la Federación local en Barranquilla. Infantino recorrió el nuevo predio junto al presidente de Colombia, Iván Duque; el titular de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez; y el mandatario de la FCF, Ramón Jesurún. El jueves, Infantino fue al estadio Metropolitano para presenciar el partido entre Colombia y Ecuador por las Eliminatorias Sudamericanas. El mismo jueves 14, a última hora, aterrizó en Caracas donde fue recibido por el nuevo presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Jorge Giménez. Durante el viernes, el suizo estuvo en varias actividades y para el cierre se reunió con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Unas horas después, durante la noche de ese mismo día, Infantino fue recibido en Ecuador por el presidente de su Federación, Francisco Egas. La agenda del sábado incluyó fotos con los argentinos Gustavo Alfaro y Jorge Célico, entrenador y director general de los seleccionados juveniles de la “Tri”, respectivamente. Y para cerrar el día hubo una reunión con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso; el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y el de la FEF, Francisco Egas.

El sábado a la noche, como quedó dicho, Infantino llegó a Santiago de Chile, penúltima parada de su gira por Sudamérica. Este domingo el presidente de la FIFA visitó la sede de la ANFP y el predio de los seleccionados, Juan Pinto Durán, y a las 11 dio el puntapié inicial del partido entre O’Higgins y Deportes Santa Cruz, del torneo sub 21 chileno. Infantino, de buena relación con Mauricio Macri, a quien nombró como presidente de la Fundación FIFA, tenía intención de reunirse con Alberto Fernández, pero se irá del país sin la foto con el principal mandatario.