La Selección Argentina en el Mundial de Qatar 2022 tomando mate con una yerba uruguaya-brasilera: ni en las peores de sus pesadillas los productores nacionales habrán visto semejante imagen, pero es real y desató la polémica en redes sociales. Por suerte, el mal sueño duró poco y todo se puso en su lugar gracias a una cooperativa correntina, líder en el mercado interno y que ya exporta a China, Estados Unidos y varios países de Europa.

Se trata de la Cooperativa Agrícola de la Colonia Liebig, que produce la famosa yerba Playadito, y que el miércoles se desayunó con una publicación en la red social Twitter que confirmaba que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) le lleva a Lionel Messi y compañía ese producto para cuando tomen mate en la concentración. Si bien es verdad que una parte del equipo usa la uruguaya Canarias (que se produce en Brasil), ver una marca nacional en el equipaje de la selección que nos va a representar en el Mundial de Qatar 2022 le sacó una sonrisa a más de uno.

Sobre todo, a los 126 asociados y 350 empleados que tiene la institución en Colonia Liebig, una localidad fundada en 1924 por un grupo de alemanes en el departamento correntino de Ituzaingó, donde hoy viven casi 2.500 habitantes. «Uno tiene el sueño de participar de un Mundial, pero no teníamos idea de las valijas repletas con nuestra yerba. Uno siempre sueña con ese momento, es el sueño del pibe«, expresó aún sorprendido Ricardo Handziak, presidente de la cooperativa que produce Playadito.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, no negó que les «sorprendió ver en valijas de argentinos una yerba uruguaya. Le hubiera pasado lo mismo a ellos si sus jugadores llevaran la yerba argentina. A nosotros no nos gusta la yerba de ellos, que es más fina y más fuerte. Y a ellos no le gusta la que producimos nosotros, que es más con hoja y con palo».

Según cuentan en su sitio web, la historia de la cooperativa se remonta a fines del siglo XIX, cuando «un nutrido grupo de alemanes, entre los que se encontraban productores agropecuarios, se estableció en el noreste de la Provincia de Corrientes. Desde allí, fueron integrando a los inmigrantes ucranianos y polacos que ya estaban establecidos en el sur de la Provincia de Misiones, en la Ciudad de Apóstoles. Todos ellos trajeron el modelo de las Sociedades Cooperativas como forma de organización de la economía solidaria».

Hoy Cooperativa Agrícola de la Colonia Liebig tiene 95 años y su marca Playadito lidera el mercado argentino de la yerba y se encuentra presente en 12 países en todos los continentes, con una producción anual de 36 millones de kilos de producto elaborado. «Estamos exportando, incursionando, vendiendo en pequeños volúmenes principalmente a China, donde somos la marca de yerba más vendida. Y exportamos a Chile, Francia, España y Estados Unidos, hay quienes lo consumen como mate y otros como mate cocido», detalló Handziak en radio Dos de Corrientes.

Yerba argentina de exportación

Ansol ya había adelantado sobre el crecimiento de las exportaciones de las cooperativas, donde el rubro de la yerba mate jugaba un papel importante. Si bien está lejos de igualar al maíz o la soja, en el primer semestre del 2022 las asociaciones que producen la infusión comercializaron en total US$850.000, de los cuales US$ 469.000 vinieron de España. Sobre este punto, el presidente de Playadito comentó: «Para vender afuera primero hay que ser profeta en su tierra. Nosotros entendemos que los argentinos que están por el mundo deben comprar Playadito y así nos fueron conociendo en otros países».

Uno valora lo que tiene cuando lo pierde, dice el dicho. Y así le debe pasar a muchos compatriotas que se van del país y no consiguen yerba, o que en estos días viajaron a Qatar y se están quedando sin este producto clave en la vida nacional. Es que hoy medio kilo de yerba cuesta cinco dólares (o 1.460 pesos) en cualquier supermercado de Doha. Por eso, aunque sean millonarios, los jugadores de la Selección Argentina viajaron con dos contendedores llenos de paquetes de una yerba producida por una cooperativa argentina.