Las alarmas se habían encendido el viernes pasado, en el entretiempo del partido entre PSG y Lille, cuando Lionel Messi salió reemplazado, algo que ocurrió contadas veces en los últimos 15 años. Cinco días después aún no se apagaron. El rosarino no está entre los convocados para el partido que este miércoles disputará el cuadro parisino por la Champions League, ante el Leipzig alemán. 

Messi no integra la lista de citados por el entrenador argentino Mauricio Pochettino a causa de una molestia en los isquiotibiales de la pierna izquierda, señaló el parte médico del PSG. El club francés agregó en el comunicado que el rosarino también sufre dolores en esa rodilla tras una contusión, que arrastra desde que recibió una durísima infracción por parte del venezolano Adrián Martínez, en el cotejo de Argentina como visitante frente a Venezuela por la eliminatoria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“En estos dos meses pasó más tiempo con su Selección que con nosotros”, había dicho el fin de semana Leonardo, el mánager del PSG, en lo que podía entenderse como una crítica. El 10 coincidió: “No terminás de arrancar nunca. Hay partidos con la Selección todos los meses, no terminás de acomodarte y ya hay que irse otra vez. Eso dificulta las cosas. Son dos meses que llevo en París, pero todavía no son muchos los partidos que jugué”. La semana próxima, el zurdo debería volver a volver a la Argentina para afrontar una doble fecha de Eliminatoria crucial: viernes 12 ante Uruguay, en Montevideo, y martes 16 ante Brasil, en San Juan. 

“Espero que la evolución de la lesión sea buena y que pueda estar pronto con el grupo”, dijo Pochettino en la conferencia de prensa previa al partido. El DT sí podrá contar con el francés Kylian Mbappé, el brasileño Neymar y su coterráneo Ángel Di María en la delantera, con la posibilidad de dar otro importante paso a la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones.