“Los únicos que tienen que rendir cuentas –dice Fernando Niembro mientras escucha Edgardo Bauza, a cuento de que sentado delante de él está el entrenador de la Selección Argentina– son los funcionarios oficiales”. Fue el viernes por la noche, en el canal Fox Sports, lo que marcó la vuelta a la pantalla de Niembro. Trece meses atrás, el periodista deportivo había renunciado como candidato a diputado por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires después de que Tiempo destapara los contratos que mantenía La Usina, su productora, con el gobierno de la Ciudad, entonces a cargo de Mauricio Macri. Niembro entrevistó a Bauza en el primero de los seis programas especiales de “La última palabra” que emitirá Fox Sports. Y para ellos, Niembro y Bauza, fue un reencuentro público: a mediados de julio, Niembro había oficiado de nexo para que Bauza se reuniera en un departamento de Recoleta con Armando Pérez, el presidente del Comité de Regularización de la AFA. Bauza, ahora, eligió a Niembro para dar la única entrevista después del shock que produjo la derrota ante Paraguay por las Eliminatorias. “Vamos a traer la Copa”, dijo Bauza mirando a la cámara. Pero la noticia era otra: Niembro había vuelto a la televisión después del ostracismo.

Luego del escándalo, en septiembre de 2015, Niembro acordó con los ejecutivos de Fox Sports frenar el programa para centrarse en la denuncia en su contra por lavado de dinero. Se recuerda: la empresa La Usina Producciones, cuyo único cliente fue el gobierno porteño, recibió 23 millones de pesos en concepto de publicidad y encuestas. Después de un refugio en Barcelona, Niembro reapareció en diciembre en la Casa Rosada, durante la asunción presidencial de Macri, quien había dicho que la renuncia a la candidatura como diputado “era una decisión de él”. En febrero, Niembro ya caminaba por los pasillos del edificio de Torneos, donde funciona Fox Sports, en Balcarce y Venezuela, a metros de la Rosada; y el 20 de julio, el Día del Amigo, Niembro directamente cenó con Macri en la Quinta de Olivos. Desde el gobierno interfirieron con las autoridades del canal para el regreso a la televisión del periodista deportivo. Aunque el ingreso a la política quedó trunco por las denuncias de corrupción, Niembro siempre le fue útil al macrismo como operador mediático. Macri, incluso, lo había destacado como uno de sus principales colaboradores cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“No voy a la cancha, no veo fútbol, no tengo absolutamente nada que ver con ningún tema de la Selección Argentina”, le dijo Niembro a este diario antes de que publicara su influencia en la elección de Bauza como entrenador. “Dígale a la cámara lo que piensa con respecto al Mundial de Rusia. ¿A mediados de 2018 lo esperamos para festejar en la Plaza de Mayo?”, le preguntó Niembro a Bauza. “Claro que sí, con la Copa. Estoy convencido de que vamos a salir campeones”, respondió el técnico. Era el final de la entrevista, una especie de defensa orquestada después del cimbronazo de la Selección en Córdoba. Niembro le agradeció por la amabilidad a Bauza y le hizo saber que lo respeta mucho. Se estrecharon la mano. “Y a todos ustedes –se despidió Niembro–, especialmente a los que me acompañaron en este último tiempo, muchísimas pero muchísimas gracias. Y al mundo de Fox, también, porque yo los quiero y este es el mejor canal de deportes de Latinoamérica. Muchísimas gracias y muy buenas noches”.