El ingreso de las sociedades anónimas al fútbol argentino, un viejo deseo de Mauricio Macri, encontró una nueva barrera. El Comité Ejecutivo de la AFA quitó ese punto del orden del día de la asamblea prevista para el 29 de noviembre, donde se quería modificar el estatuto, que sólo admite a las asociaciones civiles sin fines de lucro. Fue clave la resistencia de algunos dirigentes a que la votación de ese tema sea secreta y no a mano alzada, como pretendían otros directivos.

Las sociedades anónimas deportivas son un anhelo de Macri desde antes de ser presidente de Boca. Pero siempre encontró resistencia. Lo mismo ocurre desde que es presidente de la Nación. A pesar de las presiones hacia la dirigencia del fútbol, como la de quitar o modificar el decreto 1212/03 con beneficios para los clubes en las cargas patronales, no logra imponerse.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta vez los hombres del macrismo en el fútbol habían ido a fondo. Cada uno por su lado, Daniel Angelici, presidente de Boca, y Fernando Marín, asesor presidencial, habían reunido voluntades dispuestas a votar a favor del proyecto. Pero no todos podían hacerlo a mano alzada por el costo que tendría hacia adentro de sus clubes. Por eso empezó a plantearse la posibilidad de que el voto fuera secreto. La semana pasada, durante una reunión de Comité Ejecutivo de la Superliga, el vicepresidente de River, Jorge Brito (h), planteó que se llevara eso a la AFA. Quien le salió al cruce fue su par de Vélez, Augusto Costa. Y el planteo finalmente no prosperó. Hasta Marcelo Tinelli ayer se opuso a ese mecanismo. Su club es acaso el que más resiste entre los grandes al avance de los privados. El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, hace tiempo que critica la idea públicamente (el sábado escribió varios tuits al respecto) y la hincha del Ciclón cantó anoche contra Macri.

“La lucha trae sus resultados: la Asamblea para aprobar las SAD en @afa no se realizará. Gracias los y las dirigentes, hinchas, socios y socias por el trabajo para defender a los clubes. Seguiremos diciendo bien fuerte #NoALasSAD porque #LaPasiónNoSeVende #NoPasarán“, tuiteó la Coordinadora de Hinchas, un grupo de socios y socias que defiende el rol social de los clubes.

El presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, quien suele decirle a su gente que está en contra del proyecto, había comentado días atrás que el debate tenía que darse en algún momento en asamblea. Y esa asamblea iba a ser la del 29. Pero al macrismo del fútbol no le cierran los números. Prefieren no tener otra derrota como la que tuvo Macri cuando era presidente de Boca. Esa vez, llevó el tema de la mano de Julio Grondona. “Perdimos, Mauricio”, le dijo el entonces presidente de la AFA después de la votación. Ayer algunos dirigentes que se oponen a las sociedades anónimas parecían imitar a Grondona por lo bajo. “Ganamos”, decían.