El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, calificó hoy como “una locura” lo sucedido en el partido suspendido entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.

Por otra parte, en su nueva declaración tras el bochornoso final del partido, la FIFA admitió que recibió los primeros informes sobre lo ocurrido aunque volvió a ser ambigua respecto de las consecuencias de lo sucedido y confirmó que se va a “tomar la correspondiente decisión a su debido tiempo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los informes constan de varias fuentes. Uno al que la FIFA considera clave es el del árbitro, el venezolano Jesús Valenzuela, quien habría respaldado la decisión del equipo argentino de abandonar el campo de juego.

“Todos vieron lo que sucedió en el partido entre Brasil y Argentina, los dos equipos más gloriosos de Sudamérica. Algunos oficiales, la policía y fuerzas de seguridad entraron al campo después de unos minutos de juego y sacaron a los jugadores. Esto es una locura. Pero tenemos que lidiar con estos desafíos que se suman a la crisis que provocó el coronavirus”, dijo Infantino.

Esta referencia de Infantino se dio en el marco de su discurso en la Asamblea General de la ECA, la Asociación de Clubes Europea, que se realiza entre hoy y mañana en Ginebra, Suiza. La palabra de Infantino fue a través de un video grabado y en el medio también admitió que estos sucesos llevan a “repensar el calendario” internacional para “proteger a los jugadores”.

“Tenemos que repensar el calendario. No hay tabúes, la puerta está abierta a todas las ideas”, expresó Infantino ante las autoridades de los clubes más importantes de Europa.