-Así te quiero, Matador.

-Gracias, negrito.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El diálogo se dio y se seguirá dando cientos de veces en distintas esquinas del Río de la Plata. Pero esta vez fue en Instagram. Y con un personaje de notoriedad pública. Por la fecha 10 de la Premier League Manchester United perdía 2 a 0 ante Souhampton. Dio vuelta el partido, con un gol agónico del flamante refuerzo Edison Cavani. Al uruguayo le llegó una felicitación de un amigo de sus pagos, Salto. Y contestó como se le contesta un amigo. Un mes después esas dos palabras significaron para la Federación Inglesa de Fútbol (FA) un acto de racismo penalizado con tres fechas de suspensión y más de 111 mil euros de multa. 

Este lunes, primer día hábil desde que se conoció la sanción a Cavani, todo el fútbol uruguayo salió en respaldo del delantero. La Asociación de Futbolistas Uruguayos (AFU), donde los ídolos de la última camada Celeste como Luis Suárez, Diego Godín y Diego Lugano tienen mucha visibilidad, sacaron un comunicado en donde acusan a la FA de realizar “un acto discriminatorio contra la cultura y la forma de vida” de los uruguayos. “La sanción -dice el comunicado de la entidad que agrupa a todos los futbolistas masculinos y femeninos, profesionales y amateurs- del país revela una visión sesgada, dogmática y etnocentrista que no admite más que la lectura que se quiere imponer desde su particular y excluyente interpretación subjetiva”. 

La Asociación Uruguaya de Fútbol también se pronunció en el mismos sentido y pide a la FA que revea y levante la sanción . En los últimos años, la Asociación de Futbolistas Uruguayos consiguió un peso importante dentro del fútbol celeste. En 2017, con el apoyo de las figuras internacionales Suárez, Godín y Lugano, un grupo de jugadores creó un movimiento que se llamó “Más Unidos que Nunca”, que protagonizó un paro histórico que logró la intervención de la mutual de futbolistas y el cambio de algunas de las condiciones que imponía la empresa Tenfield, de Paco Casal, tenedora de derechos televisivos y algunas cosas más. Ese mismo engranaje se puso en marcha ahora, con la fuerte defensa de Cavani, que fue visibilizada en las redes sociales por todas las figuras del fútbol uruguayo. 

Las reacciones no sólo llegaron del ambiente del fútbol. Las academias de Letras de Uruguay y Argentina justificaron el uso amistoso del vocablo “negrito”, en respaldo a Cavani. Para la Academia de Letras de Uruguay la decisión de la FA puso en evidencia “ignorancia y error a propósito de los usos de la lengua y en particular del español, sin tomar nota de todas sus complejidades y sus contextos”. En  Uruguay, “entre parejas y amigos, entre padres e hijos se puede oír y leer formas como gordis, gordito, negri, negrito/a. En los hechos, la persona a la que se trata con estos vocativos no tiene que tener sobrepeso o tener un color de piel oscuro para recibirlos”, agregó.

En el 2020, luego de la iniciativa de Black Lives Matter en Estados Unidos, la Premier League permitió que los jugadores realicen distintos tipos de gestos y señales para visibilizar el racismo. En los últimos años, clubes y futbolistas fueron sancionados por agresiones racistas. Un saludo afectuoso se pone al mismo nivel. No parece ser la mejor manera de volver tolerable las diferencias.