Que la industria de la comunicación y de las transmisiones deportivas en los últimos años mutó al ritmo de los avances tecnológicos es una obviedad tan grande como que el debut de Messi en el Paris Saint Germain genera una expectativa mundial. Pero la noticia no deja de generar impacto. El futbolista Gerard Piqué, compañero de Lionel Messi en Barcelona durante más de dos décadas, adquirió los derechos televisivos de la Liga Francesa de fútbol (Ligue 1 y Ligue 2) a través de su empresa Kosmos y en colaboración con Enjoy Television, justo en la previa el estreno del rosarino con su nuevo club.

El domingo, a las 15:45, en toda España se podrá seguir el partido entre Reims y PSG a través del canal de Twitch del reconocido streamer Ibai Llanos, que ya estuvo en la presentación de Leo en París. Piqué e Ibai ya fueron socios y protagonistas de la actuación de Messi en la Copa América, que en España sólo se pudo ver a través del mismo canal que buscará ahora explotar el desembarco del argentino en la Ligue 1. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la Copa América, pese al incómodo horario para los europeos, resultó un éxito no sólo por el impacto: llegaron a unas 21 retransmisiones en tres semanas que superaron los 100.000 telespectadores. Según anunció hoy el sitio playbook.com, el contrato será hasta 2024 por una cifra no revelada “pero que superará los 2,5 millones de euros anuales” que pagaba el anterior propietario de los derechos para la televisación del fútbol galo. 

Piqué, campeón del mundo con España en 2010 y multicampeón con el Barcelona, lleva años devenido en empresario con Kosmos, que incluso se quedó con la Copa Davis y generó un polémico cambio de formato en el tradicional torneo de tenis. Mientras tanto, Piqué sigue siendo el zaguero de un Barcelona en reconstrucción tras la salida de Messi: ante Real Sociedad marcó el primer gol en el Camp Nou en la era post Messi, pero en la segunda fecha ante el Athletic Bilbao sufrió una lesión muscular que lo sacará del equipo este fin de semana.