Uno de los planteles que vivió momentos fuertes en los Juegos Olímpicos de Río fue el seleccionado de básquet. Es que se terminó la etapa más gloriosa de ese deporte a nivel internacional. Fue el final de la Generación Dorada con los retiros de Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni, dos de las patas fundamentales en todos los logros del equipo nacional en los últimos 20 años.

Y fue Luis Scola, el capitán, quien dio la cara en estos días de relax antes de comenzar la competencia, en su caso, en los Brooklyn Nets de la NBA.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Fiel a su estilo, el ala pivote de 36 años confirmó seguirá firme en el seleccionado nacional: “la idea es seguir jugando. Para los Juegos de Tokio 2020 voy a tener 40 años. Ojala llegue, significaría que Argentina se mantuvo en esa elite mundial. Significaría un montón de cosas, pero es demasiado pensarlo ahora”.

Luifa aclaró que “Yo sentí que estábamos lejos de las medallas en Río. Por lo menos más lejos de lo que supimos estar en otros torneos. Sentí que había una posibilidad, pero que era lejana”.

Con respecto a la participación de cinco argentinos en la próxima edición de la NBA, Scola opinó; “Es un buen momento para saber aprovechar. Porque así como ahora hay cinco, es verdad que tres están cerca del final y dos están muy lejos de su pico de rendimiento. Tenemos incluso algunos jugadores más que tienen alguna chance, pero es solamente un aliciente para seguir trabajando”.