El fútbol europeo entró a su etapa más decisiva de la temporada. Este fin de semana, por ejemplo, se resolverá la Premier League de Inglaterra: Manchester City (90 puntos) y Liverpool (89) llegan con ventaja a la última fecha. También este sábado habrá un equipo campeón en la final de la Champions League femenina entre el Barcelona y el Olympique de Lyon, por supuesto a la espera de la definición de la Champions masculina, el sábado 28, entre Liverpool y Real Madrid. Pero a su vez, también en estas horas ocurrió una noticia histórica en el fútbol británico: un jugador de los torneos profesionales se declaró homosexual por primera vez en 30 años.

Se trata de Jake Daniels, un delantero de 17 años del Blackpool, un equipo de la Segunda División de Inglaterra, recientemente ascendido al plantel profesional tras una gran trayectoria en las divisiones inferiores del club.  “He sabido toda mi vida que soy gay, y ahora siento que estoy preparado para salir del armario y ser yo mismo”, dijo Daniels, mediante un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El delantero es el primer jugador profesional en el fútbol masculino de Inglaterra en decir que es homosexual desde que Justin Fashanu lo hiciera en 1990. Pero aquella historia terminó en tragedia: Fashanu, que se quitaría la vida en 1998, se enfrentó a una feroz reacción por parte de los fanáticos de todos los equipos. El resto del ambiente tampoco le tendió la mano.

Treinta y dos años después, Daniels comentó que había estado “viviendo una mentira” hasta ahora y que contarles sus preferencias sexuales a sus familiares, amigos y compañeros de equipo le había quitado un peso de encima. “Llevo mucho tiempo pensando en cómo quiero hacerlo y cuándo quiero hacerlo”, declaró.

“Sé que ahora es el momento. Estoy listo para ser yo mismo, ser libre y tener confianza en todo ello. Probablemente tenía cinco o seis años cuando supe que era gay. A esa edad no piensas que el fútbol y ser gay se mezclan. Solo piensas que un día, cuando sea mayor, conseguiré una novia y cambiaré y estará bien. Pero cuando te haces mayor te das cuenta de que no puedes cambiar. No funciona así”, agregó.

“Tuve novias en el pasado, para intentar que todos mis compañeros creyeran que era heterosexual, pero era una tapadera enorme. En el colegio me preguntaban: ‘¿Estás seguro de que no eres gay?’ Y yo respondía: ‘no, no lo soy’. No estaba preparado y fue una lucha, pero ya no quiero mentir más”. Durante mucho tiempo supuse que tendría que ocultar mi verdad porque quería ser, y ahora lo soy, un futbolista profesional. Me pregunté si debía esperar a retirarme para salir del closet”.

Aunque en Inglaterra el único futbolista en decir que no era heterosexual fue Fashanu, en los últimos años hubo otros deportistas –incluso del fútbol- que abrieron el camino que ahora sigue Daniels. El joven de 17 años citó como inspiradores al futbolista –australiano- Josh Cavallo, al jugador y también técnico del Thetford Town –un equipo amateur de la novena división inglesa-, Matt Morton, y al saltador en trampolín ganador de medalla de oro en Tokio 2020, Tom Daley.

Su decisión fue elogiada por el primer ministro británico, Boris Johnson, el presidente de la Federación Inglesa de fútbol, el príncipe William, y varios futbolistas, entre ellos el goleador Harry Kane y el ex jugador Rio Ferdinand, quien tuiteó “gran respeto por esta valiente decisión. Ayudemos todos a crear un entorno seguro y de apoyo para las personas LGBTQ+ en el fútbol y más allá”. Su club, el Blackpool, declaró: “El Blackpool Football Club ha trabajado para apoyar a Jake y está increíblemente orgulloso de que haya llegado a una etapa en la que está facultado para expresarse tanto dentro como fuera del campo”.

Al respecto, Daniels dijo: “Espero que al declararme gay pueda ser un modelo a seguir, para ayudar a otros a salir del armario si quieren hacerlo. Solo tengo 17 años, pero tengo claro que esto es lo que quiero hacer y si, al salir del armario, otras personas me miran y sienten que también pueden hacerlo, sería genial”.

También en Sudamérica hay pocos casos, pero cada vez más, de deportistas varones que comenzaron a decir públicamente que no son heterosexuales. La tendencia es lenta pero inevitable. A los audaces de Argentina –el futbolista Nicolás Fernández, el voleibolista Facundo Imhoff y el basquetbolista Sebastián Vega-, le siguen un futbolista brasileño –curiosamente llamado Messi-, un arquero de los campeonatos estaduales del norte del país-, un ex boxeador de Puerto Rico –Orlando Cruz-, un patinador mexicano –Jorge Luis Martínez-, un basquetbolista chileno –Daniel Arcos- y alguien que no es deportista pero sí del ambiente deportivo: un periodista, también relator de la selección uruguaya, Martín Rodríguez.

El deporte es un lugar machista en el que los hombres no abren la boca, a diferencia de la mayor libertad entre mujeres: muchas atletas, también las mejores como la futbolista estadounidense Megan Rapinoe -en pareja con una estrella del basquet, Sue Bird-, no suelen ocultar a sus compañeras del mismo sexo.