El escolta Estudiantes acentuó su caída en el Campeonato de Primera División, al perder sorpresivamente esta tarde con Defensa y Justicia 2 a 1 en el estadio Ciudad de La Plata y encadenar así su tercera derrota en las últimas cuatro fechas, tras permanecer invicto durante 21 partidos. En tanto, Racing Club también cayó por tercera vez consecutiva al perder 1 a 0 con Unión en Santa Fe.

El delantero Lucas Viatri adelantó al local en el marcador con un penal convertido a los once minutos del segundo tiempo, pero Defensa revirtió el encuentro con goles de Leonel Miranda y Mariano Bareiro, a los 13 y 28 minutos, como premio a su mejor juego dentro de un encuentro discreto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La derrota privó al conjunto de Nelson Vivas de recuperar al menos transitoriamente la punta del torneo, que al concluir el año podría quedarle a cuatro puntos de distancia si es que el líder Boca Juniors (28) vence mañana a Colón de Santa Fe en La Bombonera.

En contraposición, Defensa confirmó su levantada con el DT Sebastián Beccacece, que tras perder en el debut con Patronato de Paraná (1-2) como local, hilvanó tres éxitos en serie ante Atlético de Rafaela (1-0), Arsenal (2-0) y el propio Estudiantes (2-1).

Ahora, el «Halcón» llegó a los 17 puntos en el Campeonato y trepó al 21er. lugar en la tabla de los promedios, que mira con atención por su objetivo de conservar la categoría al final de temporada.

El tobogán de Estudiantes no se detuvo ante Defensa como podía suponerse en la previa del partido correspondiente a la decimocuarta fecha por la diferencia de jerarquía entre ambos equipos. Y para explicar lo sucedido basta con repasar la pobreza de su juego, esta vez sin variantes por los costados ni recursos por el medio.

Sin agresividad para llegar hasta el arco rival, el equipo de Vivas deambuló por la mitad de la cancha en un campo de juego de pésimo estado, lo que sumado al intenso calor, atentó contra la calidad del espectáculo.

Defensa, afianzado en las convicciones de su entrenador, buscó darle buen destino a la pelota en cada situación de ataque y registró más llegadas que su adversario, aunque sin capacidad de lastimar hasta después de la apertura del marcador.

El 1-0 llegó en el inicio del segundo tiempo luego que el árbitro Mariano González interpretara como intencional una mano de Bareiro tras un tiro de esquina lanzado desde la izquierda. Viatri facturó el penal con un disparo de derecha y Estudiantes parecía encaminarse hacia la recuperación tras perder con Banfield (2-3), empatar con Talleres de Córdoba (0-0) y volver a caer con San Martín de San Juan (2-3) en las últimas tres fechas.

La ventaja le duró apenas dos minutos, que fue lo que tardó Defensa en elaborar su jugada en el partido. Después de una nutrida participación de sus jugadores y un par de salvadas en el área «albirroja», Miranda conectó una volea de derecha y venció a Mariano Andújar sobre su palo derecho.

La visita se soltó con el empate transitorio y Estudiantes, en contraste, ingresó en una desesperación que le bloqueó sus pocas ideas en la calurosa tarde de La Plata. Fue así que la visita, en una pelota parada lanzada contra el área, sorprendió con un cabezazo de Barbieri y consiguió una ventaja que resultó decisiva.

Estudiantes buscó una reacción pero no tuvo claridad y el partido se consumió con la frustración de un equipo que tuvo un pronunciado bajón después de liderar desde la primera fecha y hasta la anterior. Con 27 puntos, mañana perderá el segundo puesto con cualquier resultado que se registre en Lanús (25)-San Lorenzo (27) e incluso puede quedar cuarto si Newell’s Old Boys (25) le gana a San Martín de San Juan.

Racing Club profundizó su crisis futbolística al sumar esta tarde su tercera derrota consecutiva, esta vez frente a Unión por 1-0, en Santa Fe, en un encuentro por la 14ta. fecha del torneo de Primera División.


El gol del equipo que dirige Juan Pablo Pumpido, que terminó con diez jugadores por la expulsión del defensor Bruno Pittón (37m. ST), lo convirtió el volante Diego Godoy (43m. PT).

Racing, que venía de caer con Boca Juniors (4-2) y Olimpo de Bahía Blanca (2-0), se quedó con 21 unidades; mientras que Unión, que ganó sus últimos cuatro partidos de local, llegó a 22 puntos.

Los primeros 45 minutos tuvieron un desarrollo parejo, con dos equipos faltos de fútbol e ideas y prácticamente sin llegadas de gol.

Racing, con un novedoso 4-2-3-1, intentó ser protagonista -sin éxito- y Unión, con 4-4-2 clásico, fue un poco un poco más y se puso en ventaja sobre el final.

A los 43 minutos, Lucas Gamba condujo el ataque y Godoy picó y definió cruzado al palo izquierdo para poner el 1-0.

El cuarto de hora inicial del segundo tiempo fue todo de Racing que, con más juego y profundidad en ataque, estuvo cerca de la igualdad por intermedio de Gustavo Bou y Lisandro López.

Pero Unión, con el transcurrir de los minutos, se acomodó nuevamente en la cancha, le quitó ritmo al partido y se dedicó a conservar la ventaja. Es más, el conjunto local pudo estirarla, pero Agustín Orión estuvo extraordinario frente a Lucas Algozino

El entrenador Ricardo Zielinski, que aún tiene crédito por haber goleado a Independiente por 3-0 pero que cada vez está más cuestionado, tardó mucho en mover el banco y una vez que lo hizo no encontró respuestas para al menos empatar el partido.

Así, Racing, sin fútbol ni ideas, sumó una nueva derrota (la tercera en fila), se alejó un poco más de la punta y cerró el año de la peor manera.