En el marco de la tensión cambiaria y la disparada de los dólares paralelos luego de las nuevas restricciones anunciadas por el BCRA, el Palacio de Hacienda logró superar la meta de refinanciación de bonos que vencían hoy.

Es que, durante la jornada, el Tesoro pudo renovar mediante siete títulos en pesos la totalidad del equivalente a poco más de $243 mil millones de deuda en pesos que vencía hoy e, incluso, colocar unos $5 mil millones adicionales para totalizar colocaciones por $248.078 millones. Se trata de un financiamiento del 106% que resultó positivo en la medida en que logró colocar títulos por encima de lo que pretendía.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los instrumentos ofrecidos por el gobierno incluían bonos ajustables por inflación (CER), dollar linked (ajustables por cotización del dólar) y bonos con tasa fija. Del total del monto colocado el 51% correspondió a los bonos atados a inflación y el 34% a bonos con tasas fijas de entre el 51% al 60%.

Del total de los bonos emitidos, el 85% corresponde a títulos con vencimiento en 2022 y el resto en 2023. Un dato significativo fue el resultado de la licitación de uno de los dos bonos emitidos nominados en dólares, el TV24D que, con vencimiento el 30 de abril de 2024, bajo un nuevo mandato presidencial, resultó desierta.

En lo que va del año el Tesoro pudo refinanciar la totalidad de los vencimientos en pesos acumulados por 3,14 billones de pesos con colocaciones superiores por un total de $3,81 billones.

La jornada de hoy resultaba clave porque, en un contexto de volatilidad cambiaria, existía el riesgo de una retirada, más o menos masiva, de tenedores de deuda en pesos para volcarse a la divisa norteamericana.