La empresa pública Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA) pidió este jueves al Gobierno en Audiencia Pública un aumento del 26 por ciento en las tarifas, a partir del 1 de mayo. Tal como anticipó la web de Tiempo el último 23 de enero, además de la suba la empresa solicitó la eliminación de subsidios, lo cual afecta directamente a los sectores más pobres. Por tanto, para ese segmento el aumento será del 68%.

En paralelo con el tarifazo, la empresa anunció un plan de inversiones que contará con un 50% de subsidio por parte del Estado y de créditos de organismos internacionales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la Audiencia, AySA justificó el pedido en la inflación proyectada para 2018 (15%) y el aumento de costos de funcionamiento y mejoras, producto de la ampliación de la cantidad de jurisdicciones a las cuales presta servicio.

En cuanto a la quita de subsidios, AySA propuso «hacerlo gradualmente», palabra que gusta mucho en el Gobierno. Sería en cuatro bimestres, a partir de julio, «reduciendo en cada uno de ellos un 6,25%». Para 2019, los subsidios llegarán a cero.

Para ejemplificar el impacto en las zonas más pobres, un usuario con acceso al subsidio pagaba 75 pesos, lo que el resto pagaba $100. Ahora, ambos pagarán $126. Para quien pagaba $75, hay $51 de suba, que se traducen en un 68% de diferencia.

Desde la empresa, aclararon que esta quita gradual de descuentos «alcanza sólo a los usuarios residenciales localizados en las zonales 1,10; 1,30 y 1,45 del área original de la concesión, y equipara las tarifas de estas áreas con las tarifas de los nuevos partidos incorporados». En tanto, aseguraron que «para el año 2018 se destinarán al Programa de Tarifa Social unos $ 720 millones, para asegurar el acceso a cerca de 375.000 beneficiarios».

Las zonales 1,10; 1,30 y 1,45 comprenden a la enorme mayoría de los usuarios del Conurbano y de zonas de Capital como Flores y Constitución, tal como se puede apreciar en los cuadros del Anexo C RANT -Planos Coeficientes Zonales, disponibles en la web del Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS).

Finalmente, AySA anunció inversiones por US$ 935 millones para 2018, repartidas en 320 obras que beneficiarían a casi 12 millones de habitantes. Las obras serán financiadas en un 50% por aportes del gobierno nacional y créditos de organismos internacionales.