El dato corresponde al informe de Hogares en Pobreza Energética que publicó este lunes el gobierno  en el marco del Programa de Análisis y Visualizacion de Datos del Servicio Público de Gas por Redes “Estado del Gas”.

El trabajo que se puede ver en la página web del Enargas toma como punto de partida diciembre de 2015 cuando en el país había 1.335.000 hogares en situación de pobreza energética. En 2016 se registró un crecimiento del dato del 103% interanual con lo que el número de hogares ascendió a los 2.710.000.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Enargas explicó que los hogares que sufren pobreza energética son aquellos que emplean el 10% de sus ingresos al pago de los servicios energéticos, como el gas por redes y envasado o la electricidad. La tendencia creció menos en 2017 y en 2018 llegó a los 2.792.000 hogares.

En 2018 el panorama empeoró dando paso al surgimiento de la categoría de indigencia energética en la que cayeron 1.395.000 de hogares, el resto permaneció en el rango de la pobreza energética.

El informe de Enargas sumó que en 2019 los hogares energéticamente pobres llegaron a ser 2.849.000, con lo que marcaron un aumento del 104% respecto al año anterior. En ese período los indigentes energéticos ascendieron hasta los 1.425.000 millones, lo que implica que se agregaron 30.000 hogares.

En total se registraron 4.274.000 hogares con pobreza energética, en pocas palabras, con graves problemas para pagar las facturas del servicio.

En la comparación contra 2015 el aumento del total redondeó un 220%; es decir que 2,9 millones de  hogares ingresaron a la categoría, informó el ente.  

Enargas explicó los números como consecuencias de los cuadros tarifarios del macrismo a partir de 2016: “La política económica con un claro sesgo regresivo en la distribución del ingreso y los altos índices de inflación que impactaron de lleno en el poder adquisitivo de las familias”.

A eso sumó la caída de la actividad económica, la pérdida de empleo y las “modificaciones discrecionales y restrictivas en relación con los criterios de inclusión para el acceso a la Tarifa Social a nivel nacional que entre 2017 y 2019 implicaron una disminución del 34% de beneficiarios, es decir, 591.828 usuarias y usuarios que se vieron privados de ese derecho”.

El dato corresponde al informe de Hogares en Pobreza Energética que publica el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) para el Programa de Análisis y Visualizacion de Datos del Servicio Público de Gas por Redes “Estado del Gas”.