El Banco Central estableció que todos los vencimientos de las tarjetas de crédito se posterguen hasta el 13 de abril. Es decir, todas las personas que poseen tarjetas de crédito podrán pagar el día que está previsto el final de la cuarentena, sin importar si el vencimiento del resumen estaba previsto para cualquier fecha de abril entre el 1 y el 12.

Para los clientes que pagan la tarjeta a través del débito directo se abre dos posibilidades: una es no hacer nada y que el dinero se debite en la fecha prevista. La otra, si quieren hacer uso de la postergación del pago, es comunicarse con su banco para frenar el débito directo. De lo contrario, la tarjeta se debitará en la fecha que estaba prevista.

Esta opción se conoce como hacer el “stop debit”. Cada banco tiene su propia política sobre este tema. En general, el stop debit se hace por medio de un llamado al call center de la entidad. Algunos bancos permiten realizarlo a través del home banking, pero esta opción está muchas veces restringida y cuando el cliente la acciona surge un aviso que le indica que esa operación no se puede realizar. Además, algunos bancos piden que el “stop debit” se haga 48 horas antes de la fecha de pago prevista, mientras que otras lo permiten hasta el mismo día del vencimiento.

Es importante tener en cuenta que:

-No corren punitorios ni intereses por el plazo que va desde la fecha de vencimiento original hasta la de pago, siempre y cuando sea como máximo el lunes 13 de abril.

-En poseedor de la tarjeta de crédito debe saber, además, que mientras no abone el resumen (en la cifra que considera, eso es indistinto para esta explicación), el banco no liberará el monto el cupo de gasto. Esto quiere decir que quienes tienen la tarjeta de crédito muy cargada y cerca del límite de gasto, tendrán poco margen.

Por último, a los clientes que no pagan con débito el vencimiento se les posterga automáticamente.