El presidente Alberto Fernández anunció este miércoles una nueva prórroga del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que abarcará a todas las provincias del país y que “significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza”, según dijo durante un encuentro virtual con gobernadores.

El bono del IFE será de 10.000 pesos, lo entregará el Anses y lo recibirán quienes ya lo percibieron la primera y segunda vez y el dinero saldrá del aporte del tesoro nacional, según explicaron desde el Gobierno.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En un principio, la intensión del gobierno fue que este pago de 10 mil pesos se destinara a zonas con una cuarentena más estricta, como el Área Metropolitana de Buenos Aires y Chaco, en incluso se pesaba en elevar el monto.

Sin embargo, debido a la crisis económica desatada por la pandemia, desde el Ejecutivo se decidió continuar con la ayuda a las 9 millones de personas que ya cobraron los primeros dos pagos en todo el país.

Junto con el IFE, el Gobierno efectivizará un desembolso de 10 mil millones de pesos provenientes de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y que será distribuido en función de la coparticipación y las deudas en dólares que tienen las provincias, indicaron los voceros oficiales.

“El IFE significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza, es una herramienta de emergencia que no vamos a poder dar siempre”, dijo el mandatario durante una reunión que mantuvo con los gobernadores en la que anunció la continuidad de la ayuda económica  en todas las provincias.